Gente

Amelia Bono y Manuel Martos, juntos y revueltos por Navidad

Su relación sigue siendo muy estrecha a pesar de la ruptura

Amelia Bono y Manuel Martos
Amelia Bono y Manuel Martos FOTO: Instagram

El pasado verano, Amelia Bono y Manuel Martos confirmaron a través de sus redes sociales que ponían fin a su relación tras 15 años compartiendo su vida. A pesar de la ruptura, ambos dejaron claro que seguirían “juntos y unidos” para siempre por los cuatro hijos que tienen en común. “Nuestro amor y nuestro cariño seguirá siendo igual de importante, igual de bonito, igual de grande, pero diferente. Y seguiremos viviendo nuestra felicidad con nuestros hijos y familias de la misma manera que hasta ahora. Hemos sido, somos y seguiremos siendo una familia feliz. Siempre”, señalaron en sus respectivas cuentas de Instagram.

Por fortuna, sus palabras no cayeron en saco roto y con el paso del tiempo han demostrado que siguen siendo una familia unida a pesar de la ruptura. Han sido muchos los momentos en los que se ha podido ver juntos a Amelia Bono y Manuel Martos tras confirmar su separación, la mayoría de ellos en compañía de sus hijos, Jorge, Manuel, Gonzalo y Jaime. El fin de semana pasado comieron juntos en un restaurante conocido por sus arroces al horno, y se espera que en Navidad mantengan esta cercanía y se reúnan en alguna de las fechas más señaladas, como Nochebuena, Navidad, Nochevieja o Año Nuevo.

Además, esta buena sintonía entre Amelia Bono y Manuel Martos se extiende también a sus respectivas familias. El hijo de Raphael se convirtió en uno más en el clan del exministro y sigue siéndolo tras la separación. El músico se lleva a las mil maravillas con quienes fueran sus cuñados, Ana, Sofía y José, y suele estar presente en sus diferentes celebraciones o reuniones.

Ruptura complicada

Tras su separación de Manuel Martos, Amelia Bono intentó rehacer su vida de la mano del empresario vasco Fernando Ligués. Estuvieron juntos unos meses, pero finalmente su relación no llegó a buen puerto y también tomaron caminos separados. Una ruptura que para la influencer no pareció tan amistosa como la del padre de sus hijos, puesto que el directivo de Bilbao dejó de seguirla en sus redes sociales, una muestra de que no terminaron del todo bien...