Gente

Artista

Luis Miguel celebra 40 años de carrera: las sombras del Sol de México

El cantante celebra 40 años de carrera musical mientras aumentan las especulaciones sobre su eatado de salud y su posible vuelta a los escenarios

El cantante Luis Miguel en un concierto en Madrid
El cantante Luis Miguel en un concierto en Madridlarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1d2f781d

Tenía doce años cuando sacó su primer disco, y ya van cuatro décadas en activo, aunque, ahora, Luis Miguel, conocido popularmente como «El Sol de México», es una sombra de sí mismo.Desaparecido de la escena pública y ausente de escenarios y actos sociales, nos cuentan que quiere regresar a un primer plano de la actualidad para celebrar sus cuarenta años de profesión, con una gira que le llevará por países como México, Estados Unidos y España.

Pero el secretismo es total y el cantante no se ha pronunciado todavía al respecto. La última vez que se le vio fue en enero, cuando colgó en sus redes sociales dos fotografías en las que posaba con un seguidor y en un concesionario de coches de lujo. Desde entonces, silencio total. Era la primera vez que daba señales de vida desde que finalizó la emisión de su serie autobiográfica en Netflix, en la que Diego Boneta mostró las distintas facetas de la vida del personaje universal y que resultó un gran éxito más allá de las polémicas.

Con Enrique Ponce

¿Qué le ocurre al artista, por qué se esconde de todo el mundo? Ni la multitud de mensajes de sus fans pidiéndole que vuelva, tienen efecto. El «Sol» luce más débil que nunca. Se relaciona con muy poca gente, y entre los privilegiados se encuentra uno de los mejores toreros españoles, Enrique Ponce, su íntimo amigo, casi un hermano. El espada y su novia, Ana Soria, tienen previsto viajar a tierras aztecas este verano, y se quedarán, presumiblemente, en la casa del cantante. Precisamente, en el proyecto que Enrique tiene para grabar un disco de boleros, Luis Miguel es pieza esencial, porque, dicen, producirá ese elepé e incluso cantará un tema a dúo con el ex marido de Paloma Cuevas.

Y cuando el artista venga a actuar a España tendrá, como otras veces, una feliz acogida en la finca «La Cetrina» de Ponce y en el chalet que la pareja tiene alquilado en Almería, muy cerca de la playa. Se supone que también hará una visita a Paloma Cuevas, de la que también es muy amigo. Al igual que a Luis Alfonso de Borbón y su esposa, Margarita Vargas, que pertenecen a su círculo más cercano.

Luis Miguel
Luis Miguellarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1d2f781d

Pero, qué le sucede realmente a Luismi, como le llaman los suyos, para separarse de todos. ¿Por qué les evita y no hace vida social en los últimos tiempos? Un misterio por resolver. Luis Miguel habría atravesado por un fuerte problema de salud después de que sufriera una caída donde se vio comprometido uno de sus hombros, supuestamente, estuvo a punto de perder un brazo por no llevar a cabo los cuidados pertinentes que le indicaron sus médicos.

Un brazo gangrenado

Fue a principios del pasado mes de diciembre cuando habría empeorado el estado de salud del intérprete, pues, según relata uno de sus amigos, Juan, «se le estaba gangrenando el brazo izquierdo, al punto de poder perderlo. Afortunadamente, los médicos intervinieron a tiempo y lograron salvar su miembro, pero quedaba por delante un largo periodo de rehabilitación, y parece que se está recuperando favorablemente». Pero, a lo anterior, se une otro problema físico muy preocupante: desde hace años sufre una enfermedad auditiva conocida como tinnitus, que consiste en un zumbido y fuerte ruido que afecta a sus oídos y le condiciona a la hora de subirse a un escenario.Es una dolencia crónica que, a día de hoy, es incurable. Y terriblemente molesta.

Su vida se mueve entre luces y sombras desde hace muchos años. No es oro todo lo que reluce, a los éxitos se unen episodios marcados por hechos como la detención sufrida en Los Ángeles en el 2027 por un asunto relacionado con un proceso judicial contra un ex manager, William Brockhaus.

Tampoco ha tenido suerte en el amor. De relaciones fallidas nacieron tres hijos, Michelle (1989), fruto de su unión con Stephanie Salas, y Daniel (2008) y Miguel (2007), cuya madre es Aracely Arambula.

Sus últimas parejas conocidas son Mollie Gould, con la que rompió tras descubrir que esa mujer le había sido infiel con otro hombre, y la modelo argentina Mercedes Villador, con la que se le vio por última vez en agosto de 2021 en un famoso restaurante de Los Angeles. Insatisfecho consigo mismo, en una ocasión llegó a confesar que «la fama se llevó mi infancia, y no sabría decir si ha merecido la pena». El mito, sin embargo, está más vivo que nunca.

Un fotograma de la serie sobre el cantante Luis Miguel de Netflix
Un fotograma de la serie sobre el cantante Luis Miguel de NetflixNetflixNetflix

En busca del lado más oscuro del ídolo

La vida de Luis Miguel no es tan idílica como puede aparentar su trayectoria musical cargada de éxitos mundiales. Si miramos su parcela personal nos encontramos con un padre que le explotaba, una madre desaparecida misteriosamente, presuntos problemas con el alcohol, desamores explosivos, una hija no reconocida, enfrentamientos judiciales con ex colaboradores… Dicen que el cantante famoso, el ídolo del público, en el fondo es un hombre atormentado por sus demonios interiores. Menos empático de lo que aparenta y receloso de casi todo.

Todavía se le reprocha que su lanzamiento se produjera gracias a un ex jefe de Policía de la capital mexicana, Arturo «El Negro» Durazo, que terminó acusado de corrupción, tráfico de armas, contrabando y abuso de autoridad. Con padrinos así no hacen falta «enemigos».