Gente

Kiko Rivera: «Ojú, qué malito estoy»

El Dj ha dado positivo en Covid-19, después de pasar un fin de semana fuera de casa con su familia y amigos

Kiko Rivera en una imagen de archivo
Kiko Rivera en una imagen de archivo FOTO: UAT GTRES

El riesgo de contagiarse de Covid-19 aún es una realidad. Si no que se lo digan a Kiko Rivera que acaba de dar positivo en coronavirus tras pasar un fin de semana increíble con su familia y sus amigos. El dj está intentando descansar en el sofá de casa mientras se recupera de esta enfermedad. «Comenzamos el día estupendamente. Positivo en Covid», ha escrito con una imagen del test que se ha hecho.

Test positivo de Kiko Rivera
Test positivo de Kiko Rivera FOTO: Kiko Rivera Istagram Kiko Rivera Istagram

«Además, con todos los síntomas posibles. Ojú, qué malito estoy», ha afirmado. Además, ha querido mostrar su estado físico, tumbado en el sofá de casa. «Esto más malo que un perro. Uffff», dice en tono de broma. Y es que el Dj presenta todos los síntomas que puedes tener al dar positivo en esta enfermedad: «Tos, fiebre, dolor de cabeza, cagalera, pesadez de cuerpo… Coge un síntoma cuando puedas Kikito», se dice a sí mismo.

Kiko Rivera, positivo
Kiko Rivera, positivo FOTO: Kiko Rivera Instagram Kiko Rivera Instagram

De momento, Kiko no ha desvelado si algún miembro más de la familia etá contagiado. En cualquier caso, el hijo de Isabel Pantoja permanece aislado en una habitación para evitar en lo posible el contagio a Irene Rosales y sus hijas.

Story compartido por Kiko Rivera
Story compartido por Kiko Rivera FOTO: Kiko Rivera Kiko Rivera Instagram

El pasado fin de semana, la familia al completo se trasladó a Matalascañas, en Huelva. Allí se han alojado en una villa de lujo a pie de playa, cuyo precio es de 520 euros la noche. Cada villa privada está compuesta de tres dormitorios con baño, salón, aseo, cocina, terrazas al mar en todas las estancias, piscina privada y aparcamiento. Equipadas con aire acondicionado, calefacción, Smart TV y wifi en todas sus estancias. La villa en la que se han alojado tiene acceso al paseo marítimo de Matalascañas, con piscina privada y acceso directo a la playa. Por no hablar de las vistas, unas de las más increíbles de la provincia. Y es que este alojamiento de lujo se encuentra en la playa de Doñana, la única ubicada dentro de un parque nacional y reserva de la biosfera, con 30 Km de playas vírgenes de arena blanca a cada lado.