Gente

Tamara Falcó e Iñigo Onieva, la boda más esperada

Después de meses de rumores, la pareja de enamorados finalmente ha confirmado su compromiso en redes sociales

Las 13.00h del mediodía de este jueves era el momento exacto en el que Tamara Falcó e Iñigo Onieva se decidían, por fin, a anunciar lo que ya el mundo de la prensa rosa venía vaticinando desde hacía semanas... ¡habemus boda! La hija de Isabel Preysler dejó a un lado las exclusivas de su revista de cabecera. Ni siquiera esperó a hacerlo público a bombo y platillo en su sección de «El Hormiguero» y, como toda una millenial, sorprendió dando la feliz noticia a través de sus redes sociales. «Soy muy feliz, en eso se resume…», comienza el post con el que Falcó muestra un original anillo de pedida, abierto y compuesto por tres diamantes en forma de lágrima que abrazan su dedo anular, mientras besa a su prometido, el cual se declara «afortunado» en su cuenta de Instagram.

«Antes de conocerte me sentía completa y contenta pero fue cruzarnos y que mi vida diera un giro a mejor, totalmente inesperado. ¡Que locura! pero como diría una sabia mujer: es una locura de amor… y como también dice San Pablo, en su carta a los Corintios: al final, en la vida lo único que importa es el amor. Y escribo AMOR en mayúsculas porque se lo merece y esa felicidad que describo, es el resultado de ese respeto, cariño y admiración que tenemos el uno por el otro y que hemos compartido en estos dos años de noviazgo», continúa la marquesa, que abre su corazón como nunca antes: «Atrás dejo la perfección mundana por una que para mi tiene mucho más valor: el amor. Una unión que esperamos bendiga Dios con su luz y que aunque no esté exenta de cruz, está construida sobre la confianza y el afecto que profesamos el uno por el otro».

Tamara aprovechó tal anuncio para dedicar unas bonitas palabras al que próximamente será su marido, el amor de su vida, como siempre le ha calificado públicamente. A él le da las gracias «por proponerme ser tu compañera de por vida». «Me siento la mujer más afortunada del planeta y el sí que te di te lo repito y te lo dejo por escrito para que no se te olvide jamás. Te quiero». Y es que después de supuestas infidelidades y baches en la relación, la pareja demuestra que están más unidos y enamorados que nunca.

Tal y como explicó la periodista Paloma Barrientos en «El programa de Ana Rosa», la pedida de mano se produjo a principios de septiembre en El Rincón, el palacio donde vivió sus últimos años el fallecido marqués de Griñón, y en el que se emplaza la ya famosa serie de Netflix «Tamara Falcó: la marquesa», y el novio, siguiendo la tradición, «hincó rodilla». Aunque por el momento se desconocen más detalles sobre la que será la boda del año, se prevé que ambos se den el «sí, quiero» el próximo verano.

Una boda íntima

Hace solo unos meses, la protagonista ya esbozó que no le gustaría que fuera multitudinaria como las primeras nupcias de su padre, sino más bien algo íntimo: «No creo que la hiciese gigantesca. A una boda va la gente que más quieres y con los que te lo pasas fenomenal. Será una gran boda», declaraba por entonces la ahora prometida de Onieva. ¡Que viva el amor!