Egos TV

Nadie dice “no” a Tamara Falcó, ‘La Marquesa’ de Griñón

Netflix estrena hoy el esperado documental sobre Tamara Falcó en la que se muestra abiertamente su relación con su madre y su novio, Íñigo Onieva

Tamara Falcó La marquesa
Tamara Falcó La marquesa FOTO: netflix

«Casi toda mi vida está contada en las portadas de la revista ‘’¡Hola!’’» podría ser la definición perfecta de la trayectoria vital de Tamara Isabel Falcó Preysler, marquesa de Griñón. La tercera hija del aristócrata fallecido Carlos Falcó y la cuarta hija de Isabel Preysler ha sido una figura pública desde su nacimiento y todo el mundo sabe de sus obras y milagros, «We Love Tamara», «MasterChef» y «El Hormiguero» mediante. Y precisamente para rellenar ese «casi» del principio, la plataforma Netflix estrena hoy el documental «La Marquesa», que a través de seis episodios en su primera temporada, pretende mostrar una Tamara que encara sus 40 años con la vista en el futuro, desligada de su madre (menos emocionalmente), ennoviada con Iñigo Onieva, y con la vista puesta en su futuro profesional como cochef.

Toda España ha visto crecer a Tamara frente a las cámaras, aunque la marquesa de Griñón asegura que fue «el equipo de personas con el que trabajo los que me animaron a lanzarme a este proyecto». Con una vida tan complicada y llena de compromisos sociales y económicos, «ha sido difícil porque no es solo exponerme yo, si no a todo mi entorno y pedir favores a amigos, familiares y otras personas». Pero quién le dice que no a la marquesa. El documental está lleno de su interacción con su novio, Íñigo Onieva, que por primera vez se presta a estar tanto tiempo delante de las cámaras junto a ella. «Ahí me han cazado», reconoce Tamara que tuvo varias cenas con el director de la pieza, Juan Pablo Cofré (Juanpi), «que me llamaba ‘’talento’' (ríe)» y le contaba sobre la caña que nos metía la Prensa. Íñigo no quería salir en el documental como le habían pintado los medios. Nosotros estamos viviendo nuestro noviazgo e intentamos vivir en nuestra burbuja, pero hay cosas que son desagradables y ya que era mi programa, pues suelto lo mío. Juanpi lo ha contado desde lo que nosotros sentíamos». También asistiremos como testigos de excepción a las famosas meriendas en casa de Isabel Preysler con cuadros pixelados y un Boris Izaguirre en su salsa, que además siempre está para echarle un capote a «Tammy» cuando la matriarca duda del plan de montar un restaurante efímero en «El Rincón», el palacete que heredó de su padre, y no colocarlo en Jorge Juan: «Creo –dice Tamara– que es la primera vez que realmente se ve nuestra relación en vivo y en directo: madre e hija más allá de los posados». Momento icónico el de ambas subiendo a un taxi: «Se nos ve vestidas iguales y me dice: ‘’Te has vestido igual que yo’', y le contesté: ‘’Es que no lo sabía; te has vestido tú igual que yo’'».

Tamara Falcó La marquesa
Tamara Falcó La marquesa FOTO: netflix

«Para él es un suplicio; pero sabe que es lo que toca»

Tamara sabe que con Íñigo Onieva le ha tocado la lotería, en su caso «la Divina Providencia de Dios» como dice ella, a pesar de la exposición pública: «Como me dice él, ‘’siempre he tenido mi Instagram abierto’'. Para él es un suplicio, pero no es de esas personas que es un ‘’no’', como lo ha sido para algunos chicos con los que he salido, que decían ‘’me encantas, pero esto es invivible’', Él dice ‘’es lo que toca’'».

En el primer episodio asistiremos a la mega fiesta que se organizó por su 40 cumpleaños y que fue nada menos que una encerrona: «No estaba planeado. Tengo un buen equipo, pero a veces son Satán», explica la Marquesa que no sabía «que iba a ser con todos mis sponsors; luego se unió Netflix y eso era jauja». Pero la de Griñón manda mucho: «Yo lo estaba pasando fenomenal (porque había un montón de globos). Me había tomado tres copas de champán y de repente miro y tenía 14 cámaras alrededor, y mirando a la subdirectora me convertí en la niña de «El Exorcista» y le dije: ‘’Se acabó'’. Vestida de alta costura y con un menú del dos estrellas Michelin Ramón Freixa se alegra, «porque me salió todo gratis». Para aquellos que la tachan de infeliz e inocente: «Hay muchas cosas que son de puta madre, hay que ponerlo todo en la balanza». Ni siquiera duda cuando se le plantea varias temporadas más incluyendo a todo el clan: los Iglesias, los Falcó, los Boyer..., al estilo Kardashian: «Hace 20 años en una cena mi hermana dijo que tendríamos que hacer un reality sobre nuestra familia y le dijimos ‘’Chabi, cállate...’’. Pero si lo hubiésemos hecho otro gallo cantaría: Todos tendríamos ahora más casas, más barcos y más aviones... quien sabe: más globos». Pero nadie le dirá que no a «La Marquesa»: «No sé a dónde nos va a llevar esto. Sé que ha sido una experiencia preciosa en la que hubo grandes momentos: después de Nueva York y de habernos congelado en París estábamos todos con el equipo subidos en una camioneta en el campo... fue fantástico. Pero igual no le gusta a nadie».

Tamara Falcó La marquesa
Tamara Falcó La marquesa FOTO: netflix

De lo que no cabe duda es que tendrá calado en los espectadores sin que su protagonista se preocupe: «A ver, mofa va haber siempre, pero soy la primera en reírme de mi misma. Hemos hecho un esfuerzo para que sea algo con sentido y con valores. Para mí es importante la cultura del esfuerzo; no he ganado el título de ‘’MasterChef’' peinándome». Los rodajes confiesa que fueron interminables, porque «al principio te dicen lunes y martes de rodaje, y siempre es mentira. Nunca os dejéis rodar así.». El documental intentará demostrar lo equivocada que está la sociedad española con la marquesa: «Creo que la frivolidad es totalmente necesaria, hay veces que necesitas un respiro de la vida, no hay nada malo. No era consciente de lo mucho que se me prejuzgaba antes, y mucha gente me ha pedido perdón. Pero no puedes vivir pendiente de lo que la gente piensa de ti».