MENÚ
miércoles 26 septiembre 2018
04:34
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El Servicio Catalán de Tráfico se negó a dar el examen de castellano a los candidatos

La Generalitat obliga a los profesores de autoescuela a evaluarse en catalán

Cerca de un centenar de aspirantes se manifiesta hoy para exigir que se repitan las últimas pruebas.

  • La palabra «imcomplertes», no está aceptada en catalán
    La palabra «imcomplertes», no está aceptada en catalán
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

28 de mayo de 2009. 01:01h

Comentada
Barcelona. 28/5/2009

La Consejería catalana que lidera Joan Saura, la de Interior, recibirá durante esta mañana a un nutrido grupo de manifestantes en su contra. Está previsto que cerca de un centenar de aspirantes a profesor de autoescuela muestren su rechazo a las pruebas que les realizó el Servicio Catalán de Tráfico (SCT) –dependiente de Interior– el pasado 25 de abril, test que consideran «inválidos» e «ilegales».
El examen, de unas 800 preguntas, sólo se podía realizar en catalán. «Cuando nos dimos cuenta, hubo compañeros que pidieron una copia en castellano, pero les fue denegada», explicó ayer a este diario August Cabello, uno de los afectados. «Es ilegal y no respeta el Estatut», defendió, y añadió que el artículo 6.2 reza que el castellano también es «la lengua oficial del Estado español» y que «todas las personas tienen derecho a utilizar las dos lenguas oficiales». Para más inri, explicó que también les avala el artículo 32, que especifica que «no puede haber discriminación por el uso de una u otra lengua».
Pero no sólo se vieron obligados a realizar el examen en esta lengua; además, estaba mal redactado. En la prueba de evaluación ordinaria una de las respuestas contenía la palabra «incomplertes», vocablo que ni está admitido por el Instituto de Estudios Catalanes ni avalado por los filólogos consultados.
Los afectados denuncian que  el propósito de las pruebas, «con preguntas interminables e imposibles de contestar en menos de un minuto», era para «conseguir eliminar al máximo de aspirantes posibles». Según cuenta Cabello, de los más de 800 examinados, sólo 40 han conseguido el aprobado. «Pedimos que se repitan las pruebas en condiciones, con un redactado adecuado y con la posibilidad de hacer el examen en castellano». «Es extraño que el examen fuese tan difícil; comparado con el de otras promociones el nivel de antes era bajísimo», espetó.
El SCT denegó cualquier declaración sobre el uso de las lenguas oficiales en las pruebas. «Tendrán una segunda repesca aquellos que quieran volver a intentarlo», explicaron fuentes del organismo. Asimismo, indicaron que de 92 reclamaciones «sólo una» hacía referencia al uso del catalán.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs