Exteriores considera que la cuestión de la soberanía de Gibraltar carece de importancia

En una entrevista en Financial Times, González Laya cree que se abre una “oportunidad increíble” para abordar el asunto del Peñón tras el Brexit

La ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, considera que las conversaciones con el Reino Unido tras el Brexit suponen una “oportunidad increíble” para abordar el asunto de Gibraltar tras siglos de disputas, según una entrevista con el diario “Financial Times” (FT) publicada este jueves.

La ministra ha recibido bien la petición del Gobierno del Peñón de establecer un área de libre circulación con España y sugirió que los conceptos tradicionales de soberanía eran menos importantes que una serie de acuerdos recientes sobre temas como impuestos y lucha contra el contrabando, según el rotativo británico.

González Laya, que asumió la cartera de Exteriores el mes pasado, argumenta que España necesita centrarse en la "soberanía del siglo XXI" y en cuestiones prácticas que puedan fortalecer los lazos con el territorio del Mediterráneo.

"Tenemos una oportunidad increíble para arreglar una serie de cosas que no hemos podido arreglar en los últimos 300 años", dice la ministra en la entrevista.

"Al final del día, cualquier acuerdo que encontremos (...) tendrá que funcionar para ellos (por Gibraltar) y tendrá que funcionar para nosotros; en la realidad, esa es la única línea roja", añade.

El Parlamento Europeo (PE) dio ayer su apoyo a la capacidad de España de vetar cualquier acuerdo entre la Unión Europea y el Reino Unido sobre Gibraltar, ya incluido en las directrices negociadoras de la Comisión Europea para la futura relación con los británicos.

"Estamos viviendo en el siglo XXI; lo que hemos hecho con el tratado fiscal es probablemente mucho más importante de lo que creemos para nuestra soberanía", opina González, al destacar el acuerdo fiscal firmado el año pasado.

"No quieres una zona de competencia desleal al lado de tu frontera", resalta.

El acuerdo fiscal, indica el FT, fue el primer tratado entre el Reino Unido y España sobre Gibraltar desde Utrecht, y obliga, entre otras cosas, a compartir información fiscal.

Alrededor de 15.000 personas (la mayoría españoles) cruzan cada día la frontera para trabajar en el Peñón, lo que supone aproximadamente la mitad de los empleos en el territorio.

El ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, ha pedido un acuerdo especial en el que el Peñón se convierta en parte del área de libre circulación de Schengen en Europa, y cree que, bajo tal pacto, el número de españoles que trabajan en el territorio podría aumentar