Irán liberará a 70.000 presos para frenar el coronavirus en las cárceles

El bulo de que ingerir etanol y metanol mata al Covid-19 causa al menos 14 muertos y decenas de afectados

Coronavirus in Iran
Personal sanitario practiva del test del Covid-19 en las inmediaciones de un laboratorio en TeheránABEDIN TAHERKENAREHEFE

Irán, uno de los países más afectados por la propagación del coronavirus, trata de frenar la expansión con una batería de medidas drásticas que incluirán también las cárceles. Según ha anunciado el máximo responsable judicial del país, Ebrahim Raisi, las instituciones penitenciarias darán permisos especiales a un total de 70.000 presos como cortafuegos de la enfermedad.

Dada la situación de hacinamiento e insalubridad que distingue a muchas prisiones del país, la medida sería indispensable y desesperada casi para no tener una propagación exponencial en los centros, ya que en las calles nada parece contenerla.

Raisi dijo que la liberación de prisioneros continuará “hasta el punto en que no cree inseguridad en la sociedad”. No dio más detalles ni especificó cuándo los liberados tendrían que regresar a la cárcel.

Las autoridades han expresado su preocupación por la posibilidad de que las infecciones se propaguen durante el Nowruz, el comienzo del año nuevo iran, el 20 de marzo, que generalmente es un período en el que las familias viajan a lugares de vacaciones en todo el país.

El Ministerio de Sanidad ha pedido a los iraníes que se queden en casa y ha impuesto restricciones a los viajes entre provincias. Sin embargo, a pesar de las advertencias, las autoridades han dicho que ha habido mucho tráfico en los últimos días en las carreteras que se dirigen al norte hacia el Mar Caspio, un lugar tradicional de vacaciones durante el Nowruz.

Hay que destacar que en las últimas 24 horas se han producido 43 muertes, lo que eleva a 237 la cifra de víctimas mortales y se han registrado 595 nuevos casos, por lo que el total asciende ya a 7.161, ha precisado el Ministerio de Sanidad. El principal foco está en su capital, Teherán, donde hay más de 1.900 personas contagiadas.

Muertes por alcohol

Por otro lado, 14 personas murieron este pasado domingo por la noche en la provincia de Juzestán, en el suroeste del país, debido a una intoxicación por alcohol, tal y como recoge este lunes la agencia de noticias FARS. También se han producido intoxicaciones por alcohol en las provincias de Teherán y Alborz.

En el marco del pánico generado por el brote, algunas personas han empezado a ingerir etanol y metanol de alta gradación guiados por la errónea creencia de que beber alcohol mata al Covid-19.

Así, los hospitales iraníes han observado un repunte en el número de casos de intoxicación etílica, en un país musulmán donde beber alcohol está prohibido. Solo en Juzestán han sido ingresadas más de 200 personas por esta causa, de acuerdo con la agencia de noticias Labour, citada por Bloomberg.

Irán es el país de Oriente Próximo más afectado por el brote del nuevo coronavirus, que se declaró en diciembre en la ciudad china de Wuhan y que ya deja un saldo de más de 3.000 muertos -la mayoría en China- y más de 100.000 afectados en todo el mundo.

JUDICIARY CHIEF IRAN GIVES LEAVE TO ABOUT 70,000 PRISONERS