La pandemia acorrala a Iberoamérica

Aunque en Argentina todavía hay libertad de movimientos, se empiezan a cerrar establecimientos y el Gobierno adopta las primeras medidas económicas. Colombia declara el estado de emergencia y Chile el Estado de excepción

Makrina Anastasiadou puts on a face mask before dancing with her tango partner "El Morocho" after tango shows have been suspended to prevent the spread of coronavirus (COVID-19), in Buenos Aires
Una pareja de bailarines se ponen máscara y guantes en un restaurante prácticamente vacío en Buenos AiresMATIAS BAGLIETTOReuters

Ayer las calles porteñas empezaban a verse vacías, mientras una leve lluvia cubría la capital, cada día más fantasmagórica. Aunque todavía los argentinos tienen permitido moverse, muchos de ellos empiezan a guardar cuarentena. Los comercios, ante la falta de personal y clientes, están optando por cerrar. El Gobierno del Alberto Fernández sabe que el “cuento del lobo” es cierto, “las orejas y colmillos” ya asoman, incluso en la remota Patagonia.

Es hora de levantar murallas, sabiendo que el país tiene también otros problemas como “la megadeuda” que vence en días. Los mismo ocurre con el resto de países del continente, débiles en lo económico e institucional. “La tormenta perfecta” se cierne sobre el cielo latino.

El Gobierno argentino también ha anunciado medidas económicas destinadas a atenuar el impacto de la pandemia de coronavirus sobre el nivel de actividad, habrá descuentos en los impuestos que pagan los sectores más afectados como comercios y restaurantes, créditos, ayudas a pensionistas y nuevos planes sociales del 3.000 pesos -unos 35 euros- por hijo, aumento del presupuesto para obra pública y control de precios, con una lista de productos que no podrán subir en absoluto –Argentina sufre una inflación cercana al 40%.

En paralelo, dos provincias Salta y Jujuy -norte- sufren sus primeros casos. En total hay 79 infectados en todo el país y dos fallecidos. En el Calafate, Santa Cruz -Sur-, dio positivo un turista y la ciudad entró en cuarentena. Además, desde este viernes día 20 hasta el miércoles 25 no habrá servicio de trenes ni autobuses de larga distancia, tampoco vuelos internos. En buses y metros del área metropolitana no podrán circular con pasajeros de pie.

La medida estará vigente hasta el primero de abril y busca evitar grandes concentraciones de personas. A la vez habilita el transporte de carga para que no haya desabastecimiento y establece el control de los vehículos particulares en las carreteras. Los hoteles solo pueden alojar a turistas hasta finales marzo.

Colombia, en estado de emergencia

Mientras, en Colombia, el presidente Iván Duque ha decretado también el estado de emergencia como medida de control y prevención de la pandemia, que afecta ya a 65 personas en el país. Según anunció el mandatario, la medida es “consecuencia de las condiciones excepcionales que enfrenta el país” y ha insistido en que la decisión se ha tomado de manera “conjunta” con los ministros que conforman su Gabinete.

"La pandemia es, sin duda, el mayor desafío de la humanidad en los tiempos recientes. De la solidaridad que demostremos hoy, de la responsabilidad con la que actuemos, depende que podamos recuperarnos del golpe tremendo que está recibiendo el mundo entero", ha justificado Duque en un discurso televisado.

La medida implica que a partir de este viernes y hasta el 31 de mayo, todos los adultos mayores de 70 años deberán permanecer en sus hogares, con la excepción de salir a comprar bienes de consumo y primera necesidad, utilizar los servicios de salud, adquirir medicamentos o acceder a servicios financieros.

Por otra parte, Duque ha reconocido que el estado de emergencia "implica grandes sacrificios", al tiempo que ha asegurado que no ha sido "fácil" tomar la decisión. "Pero la gravedad de las circunstancias nos impone la necesidad de actuar, protegiendo a los más vulnerables frente al ataque del coronavirus y hacerlo con la debida severidad", ha detallado.

Asimismo, ha indicado que “es muy importante” que no sea el “pánico” el que dicte las acciones de la ciudadanía, y ha pedido “serenidad” para tomar decisiones porque de ella depende la “contundencia” de las mismas, informa Efe.

Asimismo, en todo el continente se empiezan a endurecer las medidas, con prohibición de vuelos hacia y desde Europa. Por otro lado, Brasil impone duras condenas a quien incumpla la cuerentena México advierte a sus compatriotas que la crisis durara al menos tres meses, y anuncia unas ayudas de 127 millones de dólares, mientras la Corte Suprema cierra sus puertas un mes.

Brasil que sufre la primera baja, sigue con un presidente Jair Bolsonaro, que afirma que la pandemia es “solo histeria” mientras sus ex aliados le piden que dimita. Otro que asombra es el mandatario bolivariano Nicolás Maduro, quien aprovecha la situación para pedir al FMI 500 millones, con el objetivo de paliar la crisis agravada por la bajada del crudo. Chile por su parte estudia aplazar el referéndum constitucional previsto para el 26 de abril.

Chile decreta el Estado de Excepción

El presidente de Chile, el conservador Sebastián Piñera, decretó este miércoles el estado de excepción constitucional por catástrofe como medida para afrontar la situación de la pandemia del coronavirus en Chile, que contabiliza ya 238 contagios.

"Ejerciendo mis facultades constitucionales he decretado estado de excepción constitucional de catástrofe en todo el territorio nacional", indicó el mandatario en una declaración pública.

La medida se comenzará a aplicar a partir de las 00:00 de este jueves (03:00 GMT), durará 90 días y permitirá, de considerarse necesario, restringir reuniones en espacios públicos, asegurar distribución de bienes y servicios básicos, ordenar la formación de reservas de alimentos y otros bienes, limitar el tránsito y la locomoción y establecer cuarentenas o toques de queda.

Con esta decisión el Gobierno busca “anticiparse y preparase” para la pandemia del coronavirus y poder tomar medidas extraordinarias si es necesario.

Las facultades que permite este Estado de Catástrofe y las medidas específicas que correspondan, se adoptarán en forma progresiva, según la evolución de este virus y se informarán oportunamente a toda nuestra población”, explicó el presidente.

La situación excepcional permitirá también tomar otras decisiones para otorgar mayor seguridad a hospitales y lugares de atención sanitaria, proteger la cadena logística y el tratado de insumos médicos, facilitar el traslado de pacientes o personal médico.

También resguardar el cumplimiento de cuarentenas y medidas de aislamiento, garantizar la cadena de producción y abastecimiento y proteger y guardar las fronteras.