El Gobierno francés elimina una polémica web sobre “fake news” del coronavirus

El Sindicato Nacional de Periodistas había presentado una protesta ante el Consejo de Estado por vulnerar la libertad de expresión

Trabajadores colocan señales de plástico en el suelo de la estación de la Gare du Nord para mantener la distancia social
Trabajadores colocan señales de plástico en el suelo de la estación de la Gare du Nord para mantener la distancia social FOTO: Christophe Ena AP

“La crisis del Covid-19 favorece la propagación de #fakenews”, escribió la portavoz del Gobierno francés, Sibeth Ndiaye, el 30 de abril. “Más que nunca, es necesario confiar en fuentes de información confiables y verificadas. Es por eso que el sitio @gouvernementFR ahora ofrece un espacio dedicado a ellos”, explicó en un tuit que encendió la mecha en Francia. Fuertemente criticado en las redacciones de los medios, el Gobierno finalmente decidió retirar de su servicio web para “comprobar los hechos” de algunos medios de comunicación sobre el Covid-19, anunció este martes el ministro de Cultura, Franck Riester.

Esta iniciativa (que emana del servicio de información del Gobierno, SIG) “obviamente no representaba un objetivo de clasificar artículos o información, siempre que pueda entender las preocupaciones que este servicio planteó en las salas de redacción", explicó el ministro, agregando que el Ejecutivo “tomó la decisión de eliminar esta página del sitio del Gobierno” .

“El Estado no es el árbitro de la información”

El lunes, el Sindicato Nacional de Periodistas (SNJ) había presentado una apelación urgente ante el Consejo de Estado. El SNJ solicitó al juez que ordene al primer ministro, Édouard Philippe, que elimine esta página “para poner fin de inmediato al ataque grave y manifiestamente ilegal contra los principios del pluralismo en la expresión de opiniones y la neutralidad de las autoridades públicas” .

En un artículo publicado el domingo, treinta asociaciones de periodistas y editores de prensa denunciaron la operación, incluidas las de los medios citados en la página (“Liberation”, “Le Monde”, France Info o France Presse". El Estado no es el árbitro de la información”, recordaron al unísono.