El extraño viaje de Brueckner por el sur de España un mes antes de la desaparición de Madeleine

El principal sospechoso del caso fue grabado con su furgoneta el 30 de marzo de 2007 camino de Almería

Desde que la fiscalía alemana señalara a Christian Brueckner como principal sospechoso, se han disparado las noticias relacionadas con el pedófilo alemán y sobre su estrecha relación con nuestro país. Brueckner, un auténtico trotamundos es sospechoso de haber cometido delitos sexuales y crímenes en varios países europeos como Italia, Países Bajos, Alemania y Portugal, pero su relación con España puede provocar la revisión de algunos casos sin resolver en la última década.

A principios del mes de julio, el austriaco Michael Tatschl, amigo de Brueckner, confirmó que el alemán estuvo en una comuna hippie de la localidad granadina de Órgiva pocos meses antes del secuestro de Madeleine McCann. Tatschl y Brueckner compartieron ocho meses de prisión preventiva en Portugal en 2006 por robar diésel. Tatschl fue interrogado por los investigadores alemanes y reconoció que el que fuera su amigo era un auténtico depredador sexual además de un excelente ladrón.

Tatschl vive en Austria y prefiere mantenerse en le anonimato, pero en su declaración dejó claro que no le extrañaría nada que Christian Brueckner estuviera detrás de cualquier caso de violación o de abusos a menores sin resolver en la zona de la Alpujarra desde 2007 en adelante.

A esta declaración, hay que añadir un viaje posterior de Brueckner a España, en el que recorrió todo el sur del país de oeste a este. Desde faro a la localidad almeriense de Vera, pasando por Málaga.

Tal y como publica el diario “DailyMail”, el principal sospechoso en el caso de Madeleine McCann fue grabado al volante de la autocaravana Volkswagen pocas semanas antes de que la niña británica desapareciera.

El delincuente sexual, que se encuentra en la prisión alemana de Kiel se ofreció a ayudar a tres viajeros alemanes que participaban en un concurso, en el que tenían que lograr llegar a Alemania desde Málaga con la ayuda desinteresada de la gente y con 10 euros diarios para poder sobrevivir. Una especie de “Pekín Express”, versión germana.

Un amigo de Brueckner sugirió que podría ayudarles y se lo propuso. y extrañamente aceptó a pesar de que tenía que viajar por carretera durante casi cuatro horas para recogerles y otras tres más para llevarles a su destino. Sin contar con la vuelta. Así, el germano se trasladó desde Faro Hasta Málaga para recogerles y les llevó hasta la localidad almeriense de Vera, a unos 300 kilómetros de distancia. Así, Brueckner recorrió cerca de 1.400 kilómetros para participar en esa locura y no se tiene constancia del tiempo que tardó en regresar a Portugal, los días que pasó en España y lo que hizo durante este tiempo.

Los tres jóvenes alemanes se subieron en la Westfalia blanco y amarillo y se pusieron camino a Almería. Según indicaron, el pedófilo alemán fue muy amable y simpático con ellos, no tenía ningún reparo si le grababan.

De hecho, se ha hecho público un vídeo grabado el 30 de marzo de 2007, poco más de un mes antes de la desaparición de Madeleine, durante la travesía por el sur de España

El video fue filmado el 30 de marzo de 2007, cinco semanas antes de que Madeleine desapareciera en Praia da Luz, Portugal. Uno de los viajeros, Tomás, de 35 años, le dijo al DailyMail que “me enferma pensar que la niña pudo ser trasladada en la misma camioneta un mes después. Parecía un chico joven, común y corriente. Estaba alegre, bromeaba mucho y decía que era feliz llevándonos en su furgoneta. Nos mostraba constantemente el signo de la paz, haciendo una ‘V’ con los dedos”.

“Parecía que quería ser nuestro amigo. Nunca podríamos haber sospechado que era el terrible hombre que se ha sabido después que era. Da miedo saber que violó de una mujer mayor y atacó a niños. No podíamos imaginar que era un monstruo”, añadió.

Tomás recuerda que “nos dijo que lo llamáramos ‘Happy Hobby Hippy’ porque le gustaba salir con personas que eran hippies. Cuando llegamos, todos lo abrazamos y le dimos las gracias. Él dijo que regresaría a Portugal”. Unos días después, les envió un mensaje para decirles: “Chicos, disfruten los días que les quedan con todo su corazón, porque la realidad los alcanzará muy rápidamente”.