Turquía arresta a 24 personas acusadas de criticar a Erdogan en las redes sociales

Los acusados se dedicaban a provocar el odio y la hostilidad “insultando a los líderes estatales y al Gobierno electo”, según la agencia oficialista Anadolu

La Policía turca ha lanzado este viernes una operación para detener a veinticuatro personas acusadas de haber criticado en las redes sociales al partido del Gobierno, el islamista AKP, y al presidente del país, Recep Tayyip Erdogan.

Según la agencia oficialista Anadolu, a los acusados se les recrimina haber realizado “comentarios provocadores en redes sociales”, por haber compartido mensajes críticos dentro de lo que se denomina movimiento Anonymous. Ese medio señala que los acusados se dedicaban a provocar el odio y la hostilidad “insultando a los líderes estatales y al Gobierno electo”.

El pasado 29 de agosto el Parlamento turco aprobó una ley de control de las redes sociales impulsada por el AKP, que ha sido criticada por organizaciones como Reporteros sin Fronteras y Human Right Watch como un ataque a la libertad de expresión.

La norma, que entra en vigor el 1 de octubre, establece que las redes sociales con más de un millón de usuarios en Turquía deben tener un representante legal turco en el país, almacenar localmente los datos de los abonados y eliminar a petición judicial cualquier mensaje o noticia que un tribunal considere “ofensivo”.

80 detenidos por las protestas de 2014

Por otro lado, Turquía ha detenido también a ochenta miembros del partido izquierdista HDP, entre ellos exdiputados y alcaldes, acusados de incitación al desorden público y de pertenecer a la guerrilla PKK, en relación con las protestas de 2014 contra el asedio yihadista a Kobane, una ciudad kurda en Siria.

Todos los arrestados son miembros o simpatizantes del pro kurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP), la tercera fuerza en el Parlamento turco, y han sido detenidos en siete provincias del sureste del país, donde vive la mayoría de los kurdos de Turquía, informa la agencia Anadolu.

La orden de detención incluye a los exdiputados y líderes del HDP Selahattin Demirtas y Figen Yüksedag, en la cárcel desde hace casi cuatro años junto a otros diez parlamentarios.

Según la Fiscalía de Ankara los 82 acusados “llamaron a la ciudadanía a salir a la calle y llevar a cabo actos terroristas” en relación a los disturbios en 2014, que dejaron 37 muertos y 700 heridos en luchas entre activistas kurdos e islamistas, enfrentados por el asedio del grupo terrorista Estado Islámico a Kobane.