Al Qaeda y el Estado Islámico habían amenazado con cometer nuevos atentados contra “Charlie Hebdo” y Francia

La republicación de las caricaturas de Mahoma desquició a los terroristas al percibir que sus atentados no valen para frenar la libertad de expresión

La decisión del semanario francés “Charlie Hebdo” de volver a publicar las viñetas de Mahoma al iniciarse el juicio en París contra los que colaboraron en aquel atentado, suscitó una ola de amenazas contra la publicación a través de las redes sociales, tanto por parte de Al Qaeda como del Estado Islámico.

Los terroristas están desquiciados por el hecho de que su acción criminal no tuviera los efectos disuasorios y los responsables de la citada publicación incidan en su “pecado” que, por supuesto, se muestran dispuestos a “corregir” con los mismos métodos utilizados en enero de 2015: el asesinato puro y duro de los “infieles”.

El fin de los terroristas es siempre amedrentar a sus enemigos y crear un ambiente en la sociedad para que los ciudadanos, lejos de culpar a los yihadistas de las atrocidades que perpetran, se vuelvan contra sus gobiernos por no haberlos evitado.

La profusión con que se publicaban carteles y vídeos amenazadores en las redes sociales, en los que se reproducen las fotografías de los terroristas autores de los atentados, los hermanos Saïd y Chérif Kouachi, y el momento en que es asesinado en la calle un policía, no tiene otro fin que animar a los actores (lobos) solitarios para que vuelvan a atacar a los periodistas o a intereses franceses.

En concreto, la revista “One Unnah”, de Al Qaeda, publicaba días pasados las fotografías de los asesinados tachadas con una cruz y decía: “el asalto a la sede de “Charlie Hebdó” fue un claro mensaje para los que buscan menospreciar el islam y su noble mensajero (Mahoma): no hay escasez de héroes en la Nación islámica dispuestos a sacrificar sus almas para castigar los que insultan al profeta (la paz sea con él)”.

“En un claro desafío a los musulmanes en Europa y de todo el mundo, la revista republica las mismas despreciables (viñetas). Este incidente subraya la malicia cruzada hacia Islam y los musulmanes. El estado francés siempre ha sido el abanderado de las Cruzadas en Europa, y esta tendencia asoma su fea cabeza incluso en estos tiempos”.

Reivindican el papel de los que cometieron el múltiple asesinato: “La nación que dio a luz los heroicos hermanos Kouachi no tiene escasez de hombres que seguirán sus pasos. Para la Francia de Macron, que dio luz verde a este crimen, tenemos el mismo mensaje que tuvimos para la Francia de Hollande: “Si tu libertad de expresión no respeta límites, tendrás las mismas consecuencias””.