Erdogan desafía a la UE y reanuda su actividad naval en el Mediterráneo Oriental

Turquía vuelve a desplegar el buque ‘Oruc Reis’ en aguas reclamadas por Grecia en busca de hidrocarburos. Atenas acusa a Ankara de poner en peligro la paz en la región

Turquía ha enviado de nuevo un buque a aguas en disputa con Grecia para realizar estudios sismólógicos y buscar hidrocarburos, un movimiento defendido como un “derecho” desde Ankara, pero percibido como una “amenaza” desde Atenas, que ha buscado en estas últimas semanas el respaldo del resto de socios de la Unión Europea.

La Marina turca ha informado del despliegue del ‘Oruc Reis’ hasta el 22 de octubre en una zona situada entre las islas de Kastelorizo y Rodas, después de retirar el barco en septiembre para dar una oportunidad al diálogo con Grecia. Turquía ya avisó entonces de que reanudaría la actividad si no había avances.

“Seguiremos buscando, perforando y defendiendo nuestros derechos”, ha proclamado este lunes el ministro de Energia, Fatih Donmez, según la agencia Bloomberg. “Oruc Reis”, se ha limitado a publicar en Twitter el jefe de la diplomacia turca, Mevlut Cavusoglu.

El Ministerio de Exteriores griego no ha tardado en responder a un movimiento que, en su opinión, “representa una escalada y una directa para la paz y la seguridad de la región”, por lo que ha instado a las autoridades turcas a dar marcha atrás, informa el periódico ‘Kathimerini’.

Grecia sostiene que sus islas deben ser tenidas en cuenta para su placa continental, en línea con lo establecido en la Convención sobre el Derecho del Mar de la ONU. Turquía no ha suscrito dicho pacto y sostiene en cambio que las partes al sur de Kastelorizo, apenas a unos kilómetros de su costa, forman parte de su zona económica exclusiva.

Así, el ministro griego de Exteriores, Nikos Dendias, ha criticado en el Consejo de Asuntos Exteriores que reúne a los Veintisiete y al Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, el papel desestabilizador de Turquía en toda la región.

“He tenido oportunidad de informar a mis colegas sobre las nuevas actividades ilegales de Turquía en la plataforma continental, al sur de Kastelorizo”, ha señalado en una serie de mensajes en Twitter, en referencia a la vuelta a la actividad del buque ‘Oruc Reis’.

El ministro heleno ha recordado que la nueva maniobra de Ankara coincide con su actitud asertiva en Nagorno Karabaj, donde apoya a Azerbaiyán, y las crisis en Irak, Siria, Libia y el conflicto con Chipre. “El común denominador es Turquía. Estña actuando como desestabilizador de la paz y la estabilidad en la región, yendo conta el Derecho internacional y todas las conclusiones del Consejo Europeo”, ha criticado.

Dendias ha hecho referencia así al acuerdo de los líderes de la UE, que hace dos semanas se comprometieron a revisar en diciembre la evolución de la crisis en el Mediterráneo, donde Turquía mantiene una disputa por la delimitación marítima con Grecia y Chipre, y a adoptar sanciones contra Ankara si persiste en su actitud beligerante.

En Bruselas defienden una “doble agenda” con Turquía, privilegiando el diálogo y dando espacio a un proceso de negociación entre Ankara y sus vecinos, pero, a la vez, han amenazado con emplear “todos los instrumentos a su disposición” si Turquía desoye las peticiones de diálogo.