Una niña de 15 años huye de los abusos de su padre y termina secuestrada y violada en grupo durante 22 días

La menor fue rescatada gracias a que los vecinos denunciaron que había fiestas sexuales muy escandalosas

Una niña de 15 años se escapó de casa el pasado mes de septiembre cansada de los constantes maltratos de su padre. Primero intentó ir a casa de su hermana en la ciudad india de Cuttack, pero su cuñado no la quería en casa durante mucho tiempo y el día 20 le pidió que volviera a su casa, en el distrito de Jagatsinghpur.

Mientras esperaba al autobús, se le acercó un joven llamado Santosh Behera que se ofreció para llevarla a la parada de autobús de Badambadi. Pero nunca lo hizo. Mientras anochecía, cambió de estrategia y para que no sospechara se ofreció a llevarla a su casa, pero en realidad el coche se dirigía hacia una granja de su amigo Raka cerca de Gatiroutpatna.

Allí esperaba su amigo Raka para abusar sexualmente de la menor y lo grabaron para asegurarse de que no escaparía ni denunciaría los hechos porque, de hacerlo, publicarían el vídeo en las redes sociales e irían a por ella para matarla. Así, el calvario de esta niña se prolongó durante 22 días y sólo un golpe de fortuna evitó que la tortura se prolongara durante más tiempo.

El 12 de octubre, unos vecinos alertaron a la policía de que había una fiesta sexual en la granja y que estaban montando mucho alboroto. Los agentes decidieron acercarse para averiguar lo que pasaba y nunca pensaron lo que allí estaba pasando. La menor fue rescatada y entregada a los servicios sociales para que hicieran un diagnóstico de su estado de salud y someterla a tratamiento o pruebas físicas si fuera necesario.

"La condición física y mental de la víctima no es buena. Está muy asustada. En su declaración ante el Oficial de Protección Infantil del Distrito, narró su terrible experiencia. Nos hemos puesto en contacto con los servicios sociales en el distrito de Jagatsinghpur para informar a su familia de lo ocurrido. También estamos tratando de contactar a su hermana mayor en Cuttack ", dijo el coordinador de la línea infantil de Cuttack, Narayan Shukla.

Pero durante la operación sólo fue detenido uno de los violadores, el responsable del secuestro, pero el otro sigue prófugo de la justicia. India es uno de los lugares más peligrosos del mundo para las mujeres, con una violación cada 15 minutos. El año pasado se reportaron un promedio de casi 90 violaciones diarias, según datos de la Oficina Nacional de Registros Criminales, pero las autoridades son conscientes de que la realidad es mucho peor porque la mayoría de los casos no se denuncian.

Esta semana se ha conocido el caso de un hombre que afirmó ser un “exorcista” y que violó repetidamente a una niña de 14 años durante un período de tres meses después de decirle a sus padres que tenía que usar “métodos tántricos para curarla”. Los padres de la menor le entregaron a su hija porque afirmó ser un hechicero que ofrecía curas para una variedad de dolencias, con la esperanza de encontrar una solución para las enfermedades físicas y mentales de la adolescente. El “hechicero” le dijo a la familia que la llevaran a sus oficinas cada semana. Y cada vez que la llevaban, la violaba.