“El Partido Demócrata debe reconocer que, a pesar de la pandemia, no cumplió con las expectativas”

Es probable que tengan lugar muchos litigios en las próximas semanas, pero la cantidad depende de los márgenes

Una votante de Joe Biden en WashingtonJacquelyn MartinAP

-¿Biden era el mejor candidato demócrata para desbancar a Trump?

-Nunca sabremos si Biden era el mejor candidato. Por un lado, su relativa moderación probablemente atrajo a profesionales suburbanos y a los votantes de avanzada edad, pero no serán suficientes sufragios para compensar las pérdidas en otros estados. Los candidatos más radicales se habrían movilizado a otros distritos electorales, pero también probablemente les fue peor con los estados que se sentían cómodos con Biden. Creo que la relativa falta de entusiasmo por Biden probablemente haya sido importante en los últimos resultados. Pero no creo que ninguno de los candidatos alternativos a Biden hubiera tenido un apoyo más entusiasta. Eso sí, también es probable que hubieran formado coaliciones modestamente diferentes que podrían haber resultado más fuertes en algunos estados que en otros.

-¿Biden debería de reflexionar de por qué no ha ganado con la pandemia?

-Biden no debería reflexionar para nada sobre que el resultado de las elecciones, pues todavía no hay nada claro. Creo que el Partido Demócrata debe reconocer que, a pesar de la pandemia, obviamente no cumplió con las expectativas y debe lidiar con la realidad. La razón más probable es que la tan esperada “coalición ascendente” (haciéndose con grandes proporciones entre los no blancos y añadiéndoles profesionales suburbanos, mientras aceptaba la pérdida de los blancos de la clase trabajadora), no fue lo suficientemente grande o clara para ganar por mayoría; pero el abandono a largo plazo de los distritos electorales de la clase trabajadora, blancos y no blancos, hace que sea más difícil confiar en la coalición más antigua que realmente impulsó a Obama al poder en 2008 y lo sostuvo en 2012. En resumen, el partido podría estar estancado en un período de transición, capaz de ganar mayorías populares pero no pudiéndose traducir esto en acumular suficientes escaños en el Senado. Lo que podría ser especialmente preocupante serían las incursiones republicanas entre los hombres no blancos de la clase trabajadora, aunque es importante señalar que no sabremos si esto sucedió durante un tiempo y los demócratas obtuvieron mayorías claras entre estos distritos electorales. Si eso sucediera, entonces la coalición sería aún más frágil, ya que es probable que los intereses económicos de los profesionales de la clase media los hagan receptivos a los llamamientos republicanos.

-¿Puede estallar una guerra civil entre las dos almas del partido?

-No se producirá una guerra civil, ni entre las partes ni dentro de ellas. Los partidos no están realmente tan divididos internamente: hay alas neoliberales y de izquierda del Partido Demócrata, pero ese ha sucedido durante mucho tiempo y la formación está mucho menos dividida que hace una generación. Los republicanos tienen un ala corporativa y un ala nacionalista cristiana blanca, pero eso ya se sabía desde hace décadas. No hay indicios de que estas diferentes fracciones no puedan más o menos soportarse entre sí en la búsqueda del poder político. Quien pierda probablemente verá una disminución en la influencia de su ala respectiva, pero espero que no sea mucha. Si Biden pierde, el ala demócrata neoliberal culpará a la izquierda; si Trump pierde, el ala más corporativa lo culpará a él y a algunos de sus partidarios más extremos.

-Biden aseguró estar en el camino para ganar estas elecciones y pidió a los demócratas que mantuvieran la fe. ¿El Cinturón de Óxido podría darle la llave a la Casa Blanca?

-Biden podría ganar absolutamente estas elecciones, y si lo hace probablemente será debido al Cinturón de Óxido que busca conquistar en gran medida, pero no tan holgadamente como lo hizo Obama en 2012. Claramente Trump es favorito únicamente para una minoría del país, y si la mala distribución del Colegio Electoral conlleva a que el proceso se incline a su favor, hay mucho que puede hacer antes de que la mayoría gane.

-También el demócrata advirtió a Trump que sus equipos legales están listos ante cualquier posible maniobra suya de acudir al Tribunal Supremo.

-Es probable que tengan lugar muchos litigios en las próximas semanas, pero la cantidad depende de los márgenes. Los resultados en Nevada y Wisconsin se ven lo suficientemente ajustados como para que probablemente se produzcan algunos litigios allí. Pensilvania ya fue advertida por los miembros de extrema derecha del Tribunal Supremo de que sus normas podrían ser invalidadas. Habrá un litigio y es probable que ambas partes estén igualmente preparadas para ello.