El terrorista neonazi más joven de Gran Bretaña se salva de la cárcel

Dirigió con 13 años una célula neonazi desde la casa de campo de su abuela

El terrorista más joven de Gran Bretaña se salva de la cárcel
El terrorista más joven de Gran Bretaña se salva de la cárcelJon SuperAP

El terrorista convicto más joven de Gran Bretaña que montó una célula neonazi desde la casa de campo de su abuela, ha quedado libre, informa el Daily Mail. El adolescente, que tenía 13 años en el momento del primer delito y 15 años en el momento del último, vive con su abuela en la zona rural de Cornualles, Inglaterra. El joven de 16 años, que no puede ser identificado por razones legales, se convirtió en el líder de la sucursal británica de la División Feuerkrieg (FKD) en 2019.

Cuando la policía acudió a la casa de su abuela encontró una bandera con la esvástica y los códigos extremistas ’14′ y 88 ‘, que representan’ Heil Hitler ‘pintados en el cobertizo del jardín. Cuando fue arrestado, el adolescente les dijo a los oficiales que había hecho publicaciones homofóbicas, racistas y antisemitas en internet para “parecer cool”. Se declaró culpable de 12 delitos: dos de difusión de documentos terroristas y 10 de posesión de material terrorista. El juez Mark Dennis QC entregó hoy al acusado una orden de rehabilitación para jóvenes de 24 meses.

El juez le dijo al adolescente que había ‘entrado en un mundo online de perversos prejuicios’ y que cualquier reincidencia conduciría a una ‘espiral de períodos de encarcelamiento cada vez más prolongados’ para proteger a los ciudadanos.

Una infancia anormal

A lo largo del caso, el acusado fue descrito como “vulnerable” con una “infancia anormal”. En el momento de los delitos, vivía una existencia “restringida y aislada” con su abuela en Cornualles. Los delitos del niño se cometieron durante un período prolongado e involucraron el uso de tecnología para ocultar la identidad, según se dijo ante el tribunal. Sin embargo, el juez tuvo en cuenta su declaración de culpabilidad, su remordimiento y que era ‘susceptible a la influencia ajena.

El juez Dennis descartó la detención, diciendo que desharía el trabajo que ya está en marcha para rehabilitar al joven.

Fue juzgado por video-conferencia del Tribunal de Magistrados de Bodmin y arropado por su abuela, quien le tomó de la mano.

Entre octubre de 2018 y julio de 2019, el niño había recopilado una cantidad significativa de material de extrema derecha. Incluía instrucciones para fabricar bombas, ingredientes para el napalm, cómo hacer cócteles Molotov, construir un rifle de asalto AK47 y participar en un combate con cuchillos. Al mismo tiempo, participó activamente en plataformas en línea, expresando opiniones racistas, homofóbicas y antisemitas. En el verano de 2019, se convirtió en el líder de la célula británica de la FKD (División Feuerkrieg), un grupo neonazi que idolatra a personas como el asesino en masa Anders Breivik.

La red prohibida favorecía las acciones sobre las palabras y alentaba a las personas a cometer ataques de “lobo solitario”.

El acusado se puso en contacto con el “comandante” de 13 años de la FKD en Estonia y era el responsable de investigar y reclutar miembros y propaganda. Uno de sus cinco reclutas fue el adolescente Paul Dunleavy, quien fue condenado por delitos de terrorismo relacionados con sus actividades como miembro de la FKD en 2019 y con quien discutió la adquisición de armas de fuego, se le dijo al tribunal. Otro de los reclutas era de hecho un oficial encubierto.

La policía allanó la casa del acusado el 23 de julio de 2019 como resultado de información que sugería que había estado tratando de construir un arma. No se encontraron armas, pero se incautaron de su teléfono móvil y su ordenador. Durante la búsqueda, los agentes encontraron una bandera nazi y una copia de un texto neonazi.

En una entrevista con la policía, el acusado, ahora de 16 años, afirmó que había estado considerando dejar FKD durante aproximadamente un mes. La fiscal Naomi Parsons señaló que la corta edad del acusado era “alarmante” y su conducta “delata una madurez más allá de su edad cronológica”.

Al dictar sentencia, el juez Dennis dijo que el adolescente había sido “inmaduro” y “susceptible” a las opiniones de extrema derecha de aquellos con los que se rodeaba online. El juez dijo que los psiquiatras y psicólogos que evaluaron al joven encontraron que tenía problemas de desarrollo causados por su crianza “anormal”. Dijo que un término de custodia ‘exacerbaría los problemas de salud mental y reavivaría los problemas de autolesión que surgieron por primera vez después de su arresto en 2019.