Cinco Kalashnikov y un machete: reconstrucción del ataque contra el embajador italiano

El gobernador de la provincia donde falleció Luca Attanasio asegura que los secuestradores dispararon a quemarropa al guardaespaldas y al diplomático lo hirieron en el abdomen

El embajador italiano Luca Attanasio tras ser disparado en el Congo
El embajador italiano Luca Attanasio tras ser disparado en el CongoLa RazónLa Razón

Carly Nzanzu, el gobernador de la provincia de Kivu del Sur, en el Congo, ha relatado los hechos que llevaron al asesinato del embajador italiano Luca Attanasio, de 43 años, y a su guardaespaldas, así como a un conductor congoleño cuando viajaban a la aldea de Rutshuru, en el este del país, para visitar un “programa escolar”. “Nos enteramos que el embajador llegó a Goma el viernes 19 de febrero de 2021 a las 10:30 am, a bordo del avión de la Monusco”, la Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo.

El lunes, sobre las 9:30 am, un convoy de dos vehículos del Programa Mundial de Alimentos había salido de Goma hacia la comunidad de Kiwanja, en el territorio de Rutshuru, en el que viajaban el embajador y su guardaespaldas, además de los conductores y personal del Programa Mundial de Alimentos.

Según el gobernador, “a las 10:15 am, este convoy fue emboscado más o menos a 15 kilómetros de Goma y 3 kilómetros antes del municipio rural de Kibumba”. Los atacantes, seis en total y equipados con cinco armas tipo AK47 y un machete, “procedieron con disparos de advertencia antes de obligar a los ocupantes de los vehículos a descender y seguirlos hasta el otro extremo del Parque” después de haber disparado para generar pánico. Los asaltantes mataron al conductor Milambo al inicio del ataque.

Alertados por disparos de armas automáticas, los vigilantes del parque y miembros de las Fuerzas Armadas de la República Democrática del Congo presentes en la zona persiguieron a los atacantes, que se habían llevado a los miembros del convoy. “A 500 metros, los secuestradores dispararon a quemarropa al guardaespaldas que murió en el acto y al embajador hiriéndolo en el abdomen. Este último sucumbió a sus heridas una hora después en el hospital de Monusco de Goma”. Los investigadores han apuntado desde el principio que el ataque era un intento de secuestro por parte de un grupo criminal aún no identificado. “El ataque tuvo lugar en una carretera que previamente había sido habilitada para viajar sin escoltas de seguridad”, dijo la organización humanitaria de la ONU en un comunicado.

Los restos del diplomático, de 43 años, y de su guardaespaldas Vittorio Iacovacci, de 30 años, llegaron a Roma el martes a bordo de un avión militar. El primer ministro italiano, Mario Draghi, se unió a los familiares en duelo cuando el avión que transportaba los ataúdes aterrizó en el aeropuerto de Ciampino.

El Ministerio del Interior del Congo ha culpado del ataque a una milicia rebelde de etnia hutu ruandesa llamada Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR), según Reuters. Las FDLR, uno de los 120 grupos armados que operan en el este del Congo, negó su responsabilidad por lo que denominó un “asesinato cobarde”. Por su parte, el primer ministro italiano, Mario Draghi, hizo una declaración en la que expresaba su “más sentido pésame”, mientras que el presidente Sergio Mattarella condenó el “cobarde ataque”.

Italia pide explicaciones

Las autoridades italianas no se han quedado cruzadas de brazos y ha pedido a la ONU explicaciones y medidas para evitar un incidente así en el futuro. El ministro de Exteriores Luigi Di Maio solicitó a Naciones Unidas la apertura de una investigación y “respuestas claras” sobre al asunto. “Hemos pedido formalmente al PMA y a la ONU la apertura de una investigación para esclarecer lo que pasó, las razones que justifican el dispositivo de seguridad aplicado y a quién incumbe la responsabilidad de esas decisiones”, dijo Di Maio ante los diputados. “Hemos explicado que esperamos, lo más rápido posible, respuestas claras y exhaustivas”, agregó.