Francia comienza a fabricar vacunas a gran escala que llegarán a toda la Unión Europea

Las cinco plantas galas tienen estimado fabricar 250 millones de dosis en los próximos meses

Coronavirus.- Francia rebasa los 4.500 muertos por coronavirus tras registrar 471 fallecidos en las últimas 24 horas
Imagen de recurso de trabajadores de laboratorio en busca de una vacuna contra el coronavirus. 01/04/2020 ONLY FOR USE IN SPAIN Peter Steffen/dpa

El laboratorio Delpharm inició este miércoles la fabricación de los primeros lotes de la vacuna Pfizer-BioNTech en una planta del territorio francés cuya producción se repartirá entre los países de la UE. “No son dosis específicas para los franceses (...) enviaremos nuestras dosis para participar en el aumento de la producción de toda la Unión Europea”, explicó la secretaria de Estado de Industria francesa, Agnés Pannier-Runacher, en el canal Franceinfo.

Junto al inicio de la planta de Saint-Rémy-sur-Avre (noroeste de Francia), se espera que otras cuatro plantas industriales produzcan vacunas en Francia, en el marco de una convocatoria de proyectos que se lanzó en junio de 2020 y que cuenta con la cofinanciación del Gobierno galo. En total “podremos producir 250 millones de dosis a finales de año”, afirmó Pannier-Runacher, informa Efe.

Asimismo, el laboratorio Recipharm producirá vacunas para la empresa estadounidense Moderna en Francia a mediados de abril; y el fabricante Fareva pondrá en marcha la producción de CureVac entre finales de mayo y principios de junio, aseguró.

Este verano llegará el turno de la multinacional francesa Sanofi que se encargará de la producción del preparado de Janssen en sus instalaciones de la región francesa de Ródano-Alpes, mientras espera producir su propia vacuna todavía en desarrollo.

Francia ha sido la única de las grandes potencias que todavía no ha sido capaz de desarrollar una vacuna propia contra la covid, pues Estados Unidos, Reino Unido, China, Rusia y Alemania tienen sus propios inmunizantes. A la espera de que despegue la producción francesa, la campaña de vacunación en Francia continúa y se acelera gracias a las vacunas producidas en otros países de Europa, de donde se esperan recibir más de 12 millones de dosis a lo largo de este mes.

Por eso, el Gobierno preparó la apertura de grandes centros de inmunización, como el Velódromo de Marsella, el polideportivo Gerland de Lyon o el Estadio de Francia, en París, donde pretenden vacunar en este último a 10.000 personas a la semana. En Francia han recibido al menos una dosis de la vacuna 9.526.509 personas, es decir, un 14,2 % de la población. Entre esas, a 3.242.743, esto es, un 4,8 %, ya se les han administrado las dos. Ante la lentitud en el ritmo de vacunación europeo, los Veintisiete intentan aumentar el ritmo de producción de los antídotos. Dentro de los signos esperanzadores, la empresa Halix en Leiden (Holanda) obtuvo el aval de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por su siglas en inglés) en marzo. La EMA también dio luz verde en marzo a la planta de Marburg (Alemania) para la producción de la vacuna de Pfizer y el aval a Moderna para el uso de las instalaciones en Visp (Suiza)..

Europa se ha convertido en la gran fábrica de vacunas, aunque curiosamente es la zona con más dificultades para la distribución del antídoto, sobre todo si se compara con EEUU, donde el presidente Joe Biden ha anunciado vacunas para todos los adultos a mediados de mayo. Según Cinco Días, en Europa hay 61 puntos en los que se fabrican vacunas contra la covid repartidos en 56 centros. De esos centros, 47 se ubican dentro de la UE, seis en Reino Unido y tres en Suiza.

Según esta información, 32 de esas plantas en Europa tienen capacidad de elaborar los ingredientes necesarios (antígenos, nanolípidos para ARN mensajero y adyuvantes) para las vacunas, y 34 instalaciones se encargan del proceso final de formulación, acabado y llenado.