Luz verde a la ley que da más poderes a Merkel frente a los “Länder” contra la pandemia

La reforma garantiza un “freno de emergencia” uniforme en toda Alemania para las zonas con incidencia de coronavirus

La canciller alemana, Angela Merkel, en la cumbre telemática sobre el clima
La canciller alemana, Angela Merkel, en la cumbre telemática sobre el climaKAY NIETFELD / POOLEFE

El Bundesrat, la cámara alta del Parlamento alemán, ratificó este jueves el proyecto de ley del Gobierno de Angela Merkel para garantizar la aplicación uniforme en todo el país del “freno de emergencia” para zonas de alta incidencia de contagios con la covid-19.

La reforma a la Ley de Protección contra Infecciones había recibido el respaldo ayer en el Bundestag (cámara baja) con los votos de la gran coalición entre conservadores y socialdemócratas y esta tarde ha sido firmada por el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier. Debe ser publicada en el boletín oficial del Estado para su entrada en vigor, posiblemente la semana que viene.

Los seis jefes de Gobierno que tomaron la palabra durante el debate en la cámara expresaron considerables dudas respecto a la reforma de ley, sobre todo en cuanto a su constitucionalidad, aunque reconocieron la necesidad de actuar en vista de la tensa situación en medio de la tercera ola de la pandemia y optaron por no ralentizar su ratificación.

El ministro de Sanidad, Jens Spahn, calificó esta norma de “importante instrumento” que “establece un marco unitario” y cuya vigencia tiene un plazo llimitado hasta el 30 de junio.

“Es un compromiso que hace la diferencia en la situación en la que nos encontramos”, pero no supone un “reemplazo de la actuación común federalista” ni una “decisión fundamental en la cuestión de la convivencia federalista”, subrayó en el Bundesrat.

El paquete modifica la Ley de Infecciones aprobada el año pasado contra la pandemia. Prevé la activación automática de un toque de queda nocturno a partir de 100 casos semanales por 100.000 habitantes.

Además se suspenderán las clases presenciales a partir de 165 casos, aunque a partir de 100 se implanta ya la obligatoriedad de someterse dos tests semanales de antígenos.

A partir de un nivel de incidencia semanal de 100 se limitarán también los contactos o reuniones, que solo serán posibles entre personas convivientes o como máximo una más de otro hogar.

La restricción nocturna regirá entre las 22.00 y las 05.00, aunque seguirán siendo posibles los paseos nocturnos o el deporte individual hasta la medianoche. Inicialmente se había contemplado un toque de queda desde las nueve de la noche, pero fue suavizado ante las fuertes reticencias aparecidas.

El proyecto de ley fue aprobado el pasado martes por el Consejo de Ministros y entró en el trámite parlamentario el viernes siguiente, en que se presentó ante el Bundestag.

Estas medidas suponen una limitación a la capacidad de acción de los “Länder” (Estados federados), a los que compete implementar las medidas consensuadas.

El propósito de Merkel es establecer restricciones uniformes en todo el país. Con ello se propone evitar la situación actual, en que cada medida se consensúa con los poderes regionales, pero a la práctica se genera un descontrol en su aplicación, ya que depende del criterio de cada “Land”.