Diez éxitos y fracasos de Joe Biden en sus 100 días en la Casa Blanca

La aprobación del paquete de estímulo de casi dos billones de dólares y la efectiva campaña de vacunación, sus grandes logros

El presidente de EEUU Joe Biden
El presidente de EEUU Joe Biden FOTO: JONATHAN ERNST REUTERS

Joe Biden cumple esta semana sus cien primeros días como presidente de Estados Unidos, una fecha clave en el calendario que ofrece muchas pistas del programa de gobierno del nuevo inquilino de la Casa Blanca y de su poder real. Biden ha adoptado varias medidas temporales en su estreno con la firma de órdenes ejecutivas para frenar las políticas de Donald Trump.

Biden tiene a su favor un limitado control legislativo en el Congreso, pero esto es solo así hasta las elecciones de mitad de mandato, cuando se renueva un tercio del Senado y totalidad de la Cámara de Representantes. Si las mayorías demócratas actuales no sobreviven en 2022, la agenda reformista del mandatario podría detenerse. Aunque ha mantenido un elevado ritmo firmando órdenes ejecutivas, la mayoría de sus medidas tienen un carácter temporal. Biden no ha conseguido superar a Franklin D. Roosevelt, quien aprobó quince leyes de gran calado en sus primeros 100 días.

1. Vacunación masiva

El presidente demócrata prometió durante la campaña una operación a gran escala de vacunación rápida. Biden prometió administrar 100 millones de dosis contra la covid en sus primeros 100 días. La realidad es que el Gobierno ha superado ese umbral y elevó su objetivo a los 200 millones de viales. Actualmente suma más de 150 millones de dosis inyectadas. EEUU ha acaparado tantos vacunas que pronto tendrá suficientes para vacunar al doble de su población

2. Gigantesco plan de ayudas

Biden ha logrado sacar adelante en el Congreso su plan de recuperación con un proyecto de ley que prevé 1,9 billones de dólares. También ha lanzado un ambicioso plan de infraestructuras de 2,3 billones de dólares para los próximos años. El paquete de ayudas contempla 400.000 millones de dólares para pagos directos de 1.400 dólares a los ciudadanos con rentas menores, 350.000 millones en ayudas a los Gobiernos estatales y locales y un mayor financiamiento para la distribución de las vacunas contra el Covid-19, entre otros puntos.

3. Cambio climático

El presidente ha impulsado la cumbre del clima telemática en la que se comprometió a crear millones de empleos verdes y recortar las emisiones de dióxido de carbono de Estados Unidos entre el 50% y el 52% con respecto a los niveles de 2005 para finales de esta década. Biden dijo que Washington prevé duplicar para 2024 su ayuda oficial a los países en desarrollo para hacer frente al cambio climático, en comparación con los niveles registrados diez años antes.

4. Problema racial

Biden firmó nada más llegar a la Casa Blanca varias órdenes ejecutivas para mitigar el racismo en Estados Unidos. Las nuevas medidas pretenden reducir la discriminación en la búsqueda de vivienda, luchar contra la xenofobia sufrida por la población estadounidense de origen asiático, aumentar la soberanía de las tribus nativas americanas y frenar los nuevos contratos del Departamento de Justicia con prisiones privadas.

5. Reforma migratoria

En materia migratoria tiene un gran reto por delante y los problemas en la fronteras con México pueden ser uno de los grandes obstáculos para una posible reelección, como dicen varios analistas. Entre enero y febrero el número de menores sin papeles superado los 15.000, cuando el año anterior fueron 37.000. De momento, el Gobierno no puede frenar el efecto llamada. Pese a ello, a los pocos días de tomar posesión, Biden firmó varios decretos relativos a la separación de familias, seguridad fronteriza y migración legal. Una propuesta de ley pretende otorgar estatus legal y una vía para 11 millones de personas latinas consigan la residencia legal en EEUU. Biden ha dicho que no está aprobando nuevas leyes “sino eliminando las malas políticas”.

6. Regulación de las armas

El presidente se enfrenta a una presión creciente para que actúe después de varias masacres en EEUU, pero se encuentra con la limitación de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes y a la escasa capacidad del Senado para abordar temas de envergadura como es el caso de la posesión y acceso de armas. De momento, ha lanzado un paquete de medidas que busca endurecer el control de la venta de lotes para fabricar en casa armas sin número de serie, lo que hace que sea más difícil seguirles la pista.

7. Salario Mínimo

Es una de las medidas frustradas del presidente. El ambicioso paquete de estímulo de 1,9 billones de dólares propuesto por Biden se dejó avances importantes para su presidencia. Una de ellas era subir el salario mínimo a 15 dólares la hora. Este deseo del presidente fue bloqueado en el Senado. El salario mínimo federal es actualmente de 7,25 dólares a la hora. La Oficina de Presupuesto del Congreso dijo que esta medida aumentaría el déficit en 54.000 millones de dólares en 10 años, pero a cambio sacaría a 900.000 personas de la pobreza.

8. Impulso al bipartidismo

Es otro de los sueños de Biden que ha naufragado. El presidente quería que los dos partidos se pusieran codo a codo a trabajar en asuntos de vital importancia, como la pandemia, dejando atrás la tensión entre republicanos y demócratas que ha polarizado la sociedad y el panorama político americano en los últimos 10 años. El presidente ha mantenido reuniones con senadores republicanos, pero no ha arrancado un compromiso de entendimiento en cuestiones espinosas.

9. Política exterior

Biden ha restaurado el multilateralismo como vía para llegar a acuerdos en el concierto internacional. La cumbre del clima y su intención de resucitar algún tipo de acuerdo nuclear con Irán ponen de manifiesto que EEUU ha vuelto y quiere conservar su papel de guardián global. La confianza de los socios europeos es un proceso en camino después de la impronta dejada por Trump entre los miembros de la UE. Biden ha descartado cambios radicales con respecto a Venezuela y ha subido el tono beligerante hacia Rusia después de llamar a Putin “asesino”.

10. Prórroga del Tratado de Desarme Nuclear

Joe Biden decidió renovar por cinco años el tratado de armas nucleares New START con Rusia, que limita el número de armas estratégicas entre ambos países y que estaba programado para expirar el 5 de febrero. La prórroga garantiza límites verificables para los misiles balísticos intercontinentales, los SLBM -misiles balísticos lanzados desde submarinos- y los bombarderos pesados rusos hasta el 5 de febrero de 2026.