Los gibraltareños, divididos por la despenalización del aborto

Mañana se celebra un referéndum sobre el aborto. El Peñón es uno de los lugares del mundo en los que la interrupción del embarazo se castiga con cadena perpetua

Cádiz.- Fedintra solicitará a las autoridades un distintivo para permitir a los autobuses circular en Gibraltar
Gibraltar FEDINTRA 31/01/2020 FEDINTRA

El referéndum sobre el aborto en Gibraltar estaba programado para el 19 de marzo de 2020. Sin embargo, la primera ola de la covid-19 hizo que las autoridades gibraltareñas decidieran aplazarlo hasta que la situación epidemiológica mejorara.

Casi un año después, el 11 de marzo de 2021, el Gobierno de Gibraltar anunció que el referéndum sobre el aborto finalmente se celebraría el 24 de junio. Las autoridades habían controlado la situación del coronavirus por lo que creyeron que ya era posible tanto organizar un plebiscito como que se pudieran llevar a cabo actos de campaña. Cabe recordar que en el Peñón, el 28 de marzo los llanitos se quitaron la mascarilla, pues entonces ya contaban con el 80% de su población vacunada.

Abortar en Gibraltar es ilegal. La Roca posee una de las legislaciones más restrictivas de Europa. Es más, la interrupción del embarazo en la colonia británica se castiga con cadena perpetua. Se penaliza tanto a la mujer como a quien le ayude a practicarlo. La ley respecto al aborto no ha cambiado desde el siglo XIX. No sólo la mayoría de los gibraltareños son católicos (más de un 70%) si no que la facilidad con la que las gibraltareñas cruzan a España o vuelan a Reino Unido para hacerlo no ha generado movimientos a favor de despenalizar el aborto hasta recientemente.

Hasta ahora, solo se permite el aborto en caso de que suponga un peligro extremo de muerte para la embazarada. En cualquier otro supuesto, se castigaría con prisión de por vida.

En 2018, según recuerda “The Olive Press”, la Asociación de Mujeres Gibraltareñas comenzó a promover un cambio en las leyes gibraltareñas. Al año siguiente, el Parlamento del Peñón votó despenalizar el aborto antes de la 12ª semana de embarazo si la salud mental o física de la mujer se considera en riesgo o si se enfrenta a lesiones graves. Asimismo, estaría permitido en cualquier momento si el niño tuviera una anomalía fetal fatal.

Sin embargo, el movimiento pro-vida recogió más de 6.000 firmas (en una población de 33.700) y obligó a los políticos a que la ley se sometiera a referéndum. Y así ocurrirá mañana. Las urnas estarán abiertas desde las 9 de la mañana hasta las 10 de la noche.

El asunto divide a la sociedad gibraltareña. Las campañas a favor del “Sí” y del “No” han realizado todo tipo de actos y han aninamdo a los llanitos a registrarse para votar mañana. Ninguna campaña las tiene todas consigo, pues las posturas están muy enfrentadas y aunque el “Sí” parece liderar las encuestas, aún no cantan victoria.

“Gibraltar for Yes”

Para la campaña a favor de despenalizar el aborto en Gibraltar, “Gibraltar for Yes”, la interrupción del embarazo es un derecho humano básico ratificado tanto en la ONU como en la Unión Europea. Su lema de campaña es “Vota sí” y recuerdan la fecha del 24 de junio.

Gibraltar Pro-Life Movement

La campaña en contra, Gibraltar Pro-Life Movement, pedirá que se marque con una “X” el “No”. “Trabajamos para promover el reconocimiento y la preservación de la dignidad humana, particularmente a través de la protección constante del derecho a la vida de todo ser humano desde la concepción hasta la muerte natural”, se puede leer en su página web. El lema de su campaña ha sido: “Salva a los bebés. Vota no”.

En cuanto al primer ministro de La Roca, Fabian Picardo, tanto él como su mujer se han mostrado a favor de cambiar la legislación gibraltareña.