Largas colas para comprar la última edición de “Apple Daily”, el diario de la resistencia en Hong Kong

En tan solo unas horas se ha acabado con el millón de copias que hoy sacaba el rotativo erigido como el altavoz del movimiento pro democracia en la ex colonia: “Un día infeliz”, lamentan los lectores

Ayer antes de la medianoche, en la aplicación móvil del diario hongkonés “Apple Daily” se podía leer en un texto de color rojo brillante que el contenido no sería accesible después de las 23:59. Hoy por la mañana, en numerosas tiendas y kioscos repartidos por la ciudad los hongkoneses hacían largas colas para hacerse con un ejemplar de la última edición en papel de este diario, que ha dejado de operar después de que las autoridades hongkonesas detuvieran a varios de sus redactores, los acusaran de colusión con fuerzas extranjeras y congelaran sus activos impidiéndoles hacer frente a los pagos de su plantilla.

En tan solo unas horas se acabo con el millón de copias que hoy sacaba el rotativo, erigido en el altavoz del movimiento prodemocrático en la ex colonia británica y convertido en una piedra en el camino de Pekín en la ciudad. Por eso, su cierre supone el último golpe a las libertades en Hong Kong, que en los últimos tiempos se han resentido profundamente. Sobre todo desde que Pekín impuso el año pasado la ley de Seguridad Nacional, una norma que castiga delitos de subversión, terrorismo o colusión con fuerzas externas con penas de hasta cadena perpetua. Desde su implantación, se ha detenido a más de cien políticos o activistas acabando así con cualquier intento de oposición a los dictados de Pekín. Aun así, hoy muchos hongkoneses no perdían la esperanza.

El diario hongkonés ‘Apple Daily’ ha cerrado después de que las autoridades de la antigua colonia británica congelaran 18 millones de dólares hongkoneses (1,9 millones de euros) de sus activos tras acusar al medio de violar la Ley de Seguridad Nacional.

El diario, propiedad del magnate de los medios de comunicación Jimmy Lai -actualmente en prisión- y uno de los periódicos con mayor tirada de Hong Kong, ha pasado a la historia tras 26 años en activo y con largas colas de personas que han esperado para hacerse con los últimos ejemplares.

Tras despedirse de sus lectores en su aplicación móvil y en su web en los últimos minutos del miércoles, ha difundido por Hong Kong su edición final, en cuya portada se observa a un empleado del medio agitando su móvil frente a los lectores que acudieron a la sede de la empresa editora Next Digital en Tseung Kwan O para mostrar su apoyo.

“Los habitantes de Hong Kong se despiden de forma dolorosa bajo la lluvia”, ha plasmado el diario en el titular, mientras en el interior se ha disculpado por no cumplir con las expectativas de los lectores, a quienes ha pedido cuidarse y “no perder la esperanza”, informa el canal RTHK.

“Un día infeliz”

Cientos de lectores ha hecho largas colas en los puntos de venta para adquirir los ejemplares, señalando que se trata de un día “infeliz” por el cierre del periódico.

Mong Kok ha sido una de las zonas donde más personas se han congregado para hacerse con alguna copia del millón que ha realizado ‘Apple Daily’. Al mismo lugar ha llegado parte del personal del diario que ha sido recibido por los vítores de los lectores.

El diario había anunciado el miércoles la suspensión de todas sus operaciones, tras la última ronda de detenciones y la congelación de sus cuentas por parte de las autoridades de Hong Kong.

“La compañía da las gracias a nuestros lectores por su leal apoyo y a nuestros periodistas, personal y anunciantes por su compromiso durante los últimos 26 años”, dijo el consejo ejecutivo a través de un comunicado publicado tras la detención de un columnista del medio.

En los últimos días, además del bloqueo de las cuentas, se ha llevado a cabo la detención de algunos directivos de los medios propiedad de Lai, como el redactor jefe de ‘Apple Daily’, Ryan Law.

El pasado viernes, el diario logró una tirada de 500.000 ejemplares con un especial de ocho páginas sobre los arrestos y las redadas, frente a las 80.000 copias vendidas del día anterior.