La reina Isabel II permite la entrada a los jardines del Palacio de Buckingham por primera vez en la historia

Los pastos habían permanecido cerrados desde la construcción del edificio en 1709

Imagen de archivo del Palacio de Buckingham
Imagen de archivo del Palacio de Buckingham

Después de casi 70 años de reinado, la Reina Isabel II ha decidido que el público general pueda acceder a los jardines de Buckingham Palace por primera vez en la historia. Hasta ahora, nunca se había planteado ni siquiera pasar por la zona.

Después de un año complicado en el Reino Unido, la monarca ha decidido compartir algo de sus propiedades con sus súbditos. La idea es permitir que cualquiera que lo desee pueda pasar el día comiendo, jugando o tomando té en los jardines de Buckingham, que han permanecido cerrados desde su construcción en 1709.

La apertura comenzó el pasado viernes 9 de julio, y estará disponible hasta mediados de agosto. La entrada costará 16,50 libras esterlinas (algo más de 19 euros), y los invitados podrán llegar como quieran, incluido con comida. La tradición dictaba que el pasto de los jardines estaba prohibido pisarlo, pero la reina ha dicho que se puede pisar sin problema, así como hacer picnic sobre ellos.

También habrá puestos de comida para que la gente compre lo que necesite. Las únicas reglas que se sugieren es no traer mascotas ni alcohol.