Maniobras de Rusia y Bielorrusia: 200.000 militares, 80 aeronaves y 15 buques de guerra que inquietan a la OTAN

Preocupación también en la Unión Europea por los ejercicios militares de los dos países ex soviéticos

Buques de guerra rusos en Kaliningrado para las maniobras conjuntas con Bielorrusia
Buques de guerra rusos en Kaliningrado para las maniobras conjuntas con BielorrusiaVITALY NEVARREUTERS

Las maniobras conjuntas “Zapad-2021”, en las que participarán cerca de 200.000 militares de Rusia, Bielorrusia y otros países, arrancaron hoy en el polígono bielorruso “Obuz-Lesnovski”, según informó el Ministerio de Defensa ruso. El general Yunus-bek Yevkúrov, viceministro de Defensa ruso, se mostró convencido de que estas maniobras permitirán garantizar la seguridad de los países aliados y deseó suerte a los militares presentes en la inauguración de “Zapad-2021”.

Estos ejercicios se extenderán hasta el próximo 15 de septiembre en polígonos de Rusia y Bielorrusia y la zona sur del mar Báltico. En las maniobras participarán alrededor de 200.000 militares, más de 80 aeronaves, hasta 750 vehículos de combate y 15 buques. En territorio bielorruso habrá 12.800 uniformados, de ellos 2.500 rusos.

Soldados indios en la ceremonia de inauguración de las maniobras Zapad-2021 FOTO: RUSSIAN DEFENCE MINISTRY HANDOUT EFE

Además, según informó el servicio de prensa del Distrito Militar Occidental de las Fuerzas Armadas de Rusia, en los ejercicios también participarán 500 uniformados de Armenia, la India, Kazajistán, Kirguistán, Mongolia, Pakistán y Sri Lanka. Mientras la OTAN y la Unión Europea han expresado su preocupación por estos ejercicios celebrados cerca de sus fronteras, Moscú y Minsk aseguran que estos tienen un carácter “estrictamente defensivo”.

Según afirmó a principios de agosto el viceministro de Defensa de Bielorrusia, Víctor Gulévich, estas maniobras “no representan amenaza alguna ni para la comunidad europea ni para los países vecinos”. El también jefe del Estado mayor de las Fuerzas Armadas de Bielorrusia constató que “pese al carácter cíclico invariable” de las maniobras y “la transparencia de la parte bielorrusa”, el “revuelo creado en torno a ellas ya se ha convertido en una especie de tradición”.

En tanto, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, alertó este martes que estos ejercicios se llevan a cabo en momentos en que la situación en la frontera con Bielorrusia es la más tensa de “los últimos 30 años”. Además, llamó a “reducir el riesgo de que se produzca una provocación que sirva como excusa para que las tropas extranjeras agraven la situación”.

Rusia envía tres cazas

Estos ejercicios coinciden con el envío por parte de Rusia de al menos tres cazas Su-30SM a Bielorrusia para crear un Centro de Preparación Conjunta, según informó el Ministerio de Defensa bielorruso. Según el Ministerio de Defensa, los pilotos de ambos países “patrullarán las fronteras aéreas de la Unión Estatal” de Bielorrusia y Rusia. En las fotografías publicadas en Telegram se observan al menos tres aeronaves rusas.

En marzo el Ministerio de Defensa de Rusia informó de que los ministros rusos de ambos países, Serguéi Shoigú y Víctor Jrenin, acordaron la creación de tres centros de preparación militar conjuntos, uno de ellos emplazado en Bielorrusia.

El pasado 1 de septiembre el presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, aseguró que Rusia suministrará “decenas” de aviones, helicópteros y sistemas de defensa antiaérea, entre los que mencionó los S-400, capaces de derribar objetivos aéreos a una distancia de 250 kilómetros y de misiles balísticos no estratégicos a 60 kilómetros.

Tampoco descartó más encargos a Rusia si se detectaran necesidades tras los ejercicios ruso-bielorrusos Zapad-2021.

Los analistas creen que la participación de Minsk en estas maniobras pone de relieve los lazos cada vez más estrechos entre este y Moscú. El Kremlin ha demostrado ser un aliado vital para Bielorrusia después de que Occidente impusiera sanciones a Minsk por una violenta represión que siguió a unas elecciones controvertidas que dieron al presidente Alexander Lukashenko su sexto mandato.

“Lukashenko ha pasado de no estar realmente dispuesto a participar (en los simulacros) en 2017 a ser uno de los más convencidos, en cierto modo, de lo importante que es este ejercicio en términos de la intimidación que representa contra Occidente”. dijo Mathieu Boulegue, investigador del grupo de expertos de Chatham House.

La ceremonia del jueves coincide con las conversaciones entre el presidente ruso Vladimir Putin y Lukashenko en el Kremlin.