FDP, el partido que sí ha sabido conectar con los jóvenes alemanes

Junto con el partido ecologista, los liberales pueden determinar quién gobernará Alemania en el futuro

Christian Lindner, líder del Partido Liberal alemán
Christian Lindner, líder del Partido Liberal alemán FOTO: CHRISTIAN MANG REUTERS

Muchos jóvenes alemanes votaron al Partido Liberal (FDP). El 23% de los que lo hicieron por primera vez y, en el grupo de edad entre 18 y 24 años, el 21%. Nueve puntos por encima de los comicios de 2017. Incluso en Berlín, considerado un importante bastión de la izquierda, el FDP fue relativamente fuerte entre este rango, con al menos el 12% de las papeletas.

A la contra, el mal desempeño que tuvieron la Unión conservadora y el Partido Socialdemócrata (SPD) entre este sector lo que confirma la falta de afinidad de los jóvenes con los viejos partidos. Algo que, sin duda, lanza un mensaje hacia el futuro ya que los casi tres millones de electores que votaron por primera vez el pasado domingo, lo harán asimismo en las próximas elecciones.

Pero, ¿que llevó a muchos jóvenes a votar por el FDP? En unas declaraciones para el informativo “Tagesschau” de la televisión pública alemana, el portavoz de política interior del FDP, Konstantin Kuhle, aseguró que en la campaña liberal siempre se trató la digitalización y la crisis de la corona. “A menudo se dijo que solo los jóvenes se relajaron durante la pandemia, cuando en realidad fueron los que hicieron los mayores sacrificios”, declaró. “Se cerraron las escuelas, las universidades pero también las asociaciones, clubes deportivos y todos aquellas salas tan importantes para ellos”.

Alemania es una potencia económica pero de todos es sabido que es un país en desarrollo en términos de digitalización. En palabras de Kuhle, el FDP “abordó estos problemas una y otra vez, y no simplemente los ignoró” por lo que, en su opinión, fueron recompensados en las urnas. Los números también apuntan a otra dirección: muchos ciudadanos elogiaron al partido por hacer campaña por las libertades civiles durante la pandemia.

Para el politólogo Uwe Jun, hay cuatro razones por las que los jóvenes eligieron el FDP: los derechos de libertad, la digitalización, la justicia educativa y la presencia en las redes sociales. Los liberales fueron el único partido que, junto al populista Alternativa para Alemania (AfD), levantó repetidamente su voz a favor de las libertades individuales; algo que atrajo a los votantes más jóvenes.

Además, su candidato Christian Lindner está más presente en las redes sociales que muchos otros. El líder de la formación confiere también un revulsivo para este rango de edad. “Lindner es el que mejor encarna el deseo de un liderazgo visionario al estilo de Elon Musk”, asegura el analista juvenil Simon Schnetzer. Su vanidad en la conducta profesional -por momentos narcisista-, juega un importante rol para muchos jóvenes que comparten como Lindner una idiosincrasia que quizá no aprecian otras generaciones más maduras.

Además, algunos jóvenes desconocen lo intrínseco del sistema financiero pero se entienden con el hecho que el FDP esté abierto al hecho de que todos los caminos son “económicamente activos”. Schnetzer destaca asimismo la fuerte necesidad de libertad de la llamada “Generación Z”. En un estudio junto con Klaus Hurrelmann -también investigador juvenil-, descubrió que para los jóvenes la libertad es tan importante como la salud. En esta línea, Jun coincide que la pandemia ha sacado a relucir las debilidades en las áreas de educación y digitalización de Alemania, lo que ha beneficiado al FDP.

Las similitudes de esta formación con Los Verdes son bastante altas en estas áreas, por lo que las posibilidades de que lleguen a algún acuerdo en las próximas conversaciones de coalición son bastante optimistas. Al respecto, el SPD convocó a Los Verdes y al FDP para comenzar a tantear esta misma semana las posibilidades de conformar un Gobierno tripartito, haciendo valer su victoria en las elecciones del domingo frente a unos conservadores que siguen sin tirar la toalla oficialmente. El líder del partido en el Bundestag, Rolf Mützenich, confirmó una invitación a verdes y liberales para “conversaciones exploratorias para esta misma semana”.

Su resultado electoral coloca al FDP en una posición clave para la formación de gobierno. Junto con el partido ecologista, los liberales pueden determinar quién gobernará Alemania en el futuro. No obstante, nadie olvida que tras los comicios de 2017, el FDP rompió las negociaciones de coalición con la Unión y los Verdes. “Es mejor no gobernar que gobernar mal”, dijo en ese momento el líder del partido. Ahora, según algunos analistas, el partido debe demostrar que puede poner en práctica las competencias que se le atribuyen.