América

Tragedia

El terrible atentado que conmocionó a Brasil: Condenan a casi 30 años de prisión a miembros del Ejército por fusilar a una familia

Los militares brasileños vuelven a estar en el punto de mira por ser autores de una gran parte de los homicidios en el país

Coronavirus.- Brasil supera los cuatro millones de casos acumulados de coronavirus y se acerca a las 125.000 muertes
El suceso tuvo como autores al teniente Ítalo da Silva Nunes y a otros siete militares del Ejército brasileño larazon FEPESIL / ZUMA PRESS / CONTACTOP

En 2020, más de 50.000 personas murieron asesinadas de alguna forma violenta en Brasil, con un 78% de las muertes provocadas con armas de fuego. Los asesinatos ascendieron casi un 5% con respecto al año anterior y la Policía y militares fueron autores de más de 6.400 homicidios. Uno de los que más conmocionaron al país fue el atentado a una familia y acabó con la vida del músico Evaldo dos Santos Rosa en Río de Janeiro, el pasado 2019.

El suceso tuvo como autores al teniente Ítalo da Silva Nunes y a otros siete militares del Ejército brasileño. Dos años y medio después, la Justicia Militar condenó a los soldados a 28 años de prisión, por doble homicidio y tentativa de homicidio, mientras que el oficial recibió una sentencia de 31 años, por ser el responsable del grupo. El Ministerio Público Militar absolvió a otros cuatro militares al no tener constancia de que hubieran participado.

Según las investigaciones, los culpables dispararon, al menos, 257 veces, y más de 80 tiros alcanzaron el coche en el que viajaba el músico, junto a su mujer, su suegro, su hijo de siete años y una amiga de la familia, quienes resultaron heridos en el suceso, pero sobrevivieron. Uno de los testigos que pasaba por la zona y que intentó socorrer a la familia, Luciano Macedo, también fue alcanzado por los disparos y murió a los 10 días.

“Sé que no traerá a mi esposo de regreso, pero no sería justo que me fuera sin una respuesta positiva. Creo que hoy podré dormir”, dijo la viuda de Evaldo, Luciana, en unas declaraciones recogidas por G1 tras el juicio. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, defendió en aquel entonces al Ejército: “No mataron a nadie, es del pueblo y no se puede acusar al pueblo de ser un asesino”. Pero la sentencia no dio la razón al mandatario y, una vez más, dejó en evidencia a las milicias brasileñas.