La explosión del volcán se traga casi la totalidad de una de las islas de Tonga

Máxima incertidumbre por la situación de las 160 islas que conforman el país, donde no hay electricidad. Se teme que el número de muertos vaya creciendo en los próximos días

Fotos impactantes muestran que la isla Hunga Tonga-Hunga Ha’apai prácticamente ha desaparecido después de que una erupción volcánica submarina cerca de Tonga desencadenara un tsunami el sábado, informa el periódico NHZeland. Las primeras imágenes satelitales de la isla a 65 km al norte de Nuku’alofa muestran el alcance de la devastadora erupción.

Una foto del satélite Copernicus muestra el impacto de la erupción volcánica en Tonga el pasado 8 de diciembre
Una foto del satélite Copernicus muestra el impacto de la erupción volcánica en Tonga el pasado 8 de diciembre FOTO: EUROPEAN UNION, COPERNICUS SENTI EFE

El gobierno de este pequeño país ha confirmado este martes tres muertes en su primera actualización oficial desde la erupción volcánica y el tsunami del sábado, y dijo que la evacuación de algunas islas periféricas había comenzado después de la destrucción de viviendas, incluida una aldea entera en la isla Mango.

Copernicus EU, el programa de observación de la Tierra de la Unión Europea, publicó una imagen del antes y el después de Hunga Tonga-Hunga Ha’apai con la leyenda: La isla volcánica está casi completamente aniquilada”. Las imágenes muestran que la explosión destruyó el área central de la isla, dejando solo las partes occidental y oriental de la isla sobre el nivel del mar.

El alcance del daño en la isla sigue sin estar claro, y las autoridades sugieren que Tonga puede estar atrapada en la oscuridad durante semanas. Tonga está conformado por 169 islas, muchas de ellas elevadas solo unos pocos metros sobre el nivel del mar.

Imágenes “alarmantes” tomadas por vuelos de reconocimiento de la Fuerza de Defensa de Nueva Zelanda (NZDF) mostraron una aldea entera destruida en la isla de Mango y numerosos edificios desaparecidos en la cercana isla de Atata, dijo el diplomático, jefe adjunto de la misión de Tonga en Australia, Curtis Tu’ihalangingie.

Una imagen de satélite muestra el volcán Hunga Tonga-Hunga Ha'apai antes de su erupción
Una imagen de satélite muestra el volcán Hunga Tonga-Hunga Ha'apai antes de su erupción FOTO: MAXAR TECHNOLOGIES via REUTERS

En un comunicado, la oficina del primer ministro confirmó la muerte de una mujer de 65 años en Mango Island y un hombre de 49 años en Nomuka Island, además de un ciudadano británico. También se reportaron varios heridos. La Armada de Tonga se había desplegado con equipos sanitarios y agua, alimentos y tiendas de campaña en las islas periféricas de Ha’apai, y el martes se envió más ayuda debido a la gravedad de los daños observados en las islas de Mango, Fonoifua y Namuka, dijo.

Todas las casas fueron destruidas en la isla Mango, solo quedaron dos casas en Fonoifua y la isla Namuka sufrió grandes daños, dijo. Las evacuaciones habían comenzado para la isla de Atata, así como para Mango y Fonoifua, dijo.

La armada de Tonga informó que el área fue azotada por olas estimadas en 5-10 metros (15-30 pies) de altura, dijo la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) informó la víspera en un comunicado de que existen daños “significativos” en las viviendas y complejos turísticos de playas de Tongatapu, la principal isla del país, incluida la zona costera con hoteles en la capital, Nuku’alofa.

La OCHA también destacó que aún no se tiene contacto con los pobladores del archipiélago de Ha’pai, al precisar que las preocupaciones se centran principalmente en Mango y Fonoi, donde se han detectado señales de socorro.

El volcán submarino Hunga Tonga Hunga Ha’apai, situado a 65 kilómetros al norte de la capital de Tonga, lanzó el sábado vapor y cenizas a unos 20 kilómetros de altura y creó un tsunami, que golpeó a varias naciones bañadas por el Pacífico, incluidas las costas de Estados Unidos, Australia, Chile y Japón.

La atronadora erupción del Hunga Tonga Hunga Ha’apai, un volcán submarino con un amplio historial de actividad y ubicado entre dos islotes -que a veces quedan unidos por la lava y ceniza acumulada entre ambos-, pudo escucharse a cientos de kilómetros de distancia.

Cruz Roja calcula que unos 80.000 de los 105.00 habitantes han sido afectados por estas catástrofes naturales, mientras los expertos no descartan que se produzcan otros incidentes de actividad volcánica.