Ocho cazabombarderos F-15 de EEUU y helicópteros Chinook ya están en Polonia

El objetivo de estas aeronaves es vigilar el espacio aéreo polaco y báltico, con especial atención al enclave de Kaliningrado

Un caza F-15 de la Fuerza Aérea de EEUU en Estonia
Un caza F-15 de la Fuerza Aérea de EEUU en Estonia FOTO: INTS KALNINS REUTERS

Un grupo de ocho cazabombarderos F-15, además de un número no precisado de helicópteros de transporte CH-47 Chinook y helicópteros de ataque a tierra HH-60 Blackhawk estadounidenses llegaron este viernes a Polonia, donde permanecerán desplegados hasta finales de febrero en medio de la crisis de Ucrania.

El principal cometido de los F-15 será vigilar el espacio aéreo polaco y báltico, con especial atención al enclave de Kaliningrado. El ministro polaco de Defensa, Mariusz Blaszczak, afirmó hoy en redes sociales que desde ese territorio “aviones rusos se acercan al espacio aéreo de la OTAN sin comunicarse con el control de tráfico aéreo y sin informar de su plan de vuelo o con sus transpondedores apagados para permitir su ubicación e identificación”.

En fotografías difundidas a través de las redes sociales de la delegación de la OTAN en Polonia, se puede ver a los aviones estacionados en la base aérea de Lask (centro) y están equipados con misiles aire-aire AIM-120 de medio alcance.

Estas fuerzas se unen a la llegada el jueves de 350 paracaidistas británicos, que a su vez se sumaron a los 1.700 soldados estadounidenses enviados por Washington hace unos días y cuyo material está siendo desembarcado en el puerto de Gdynia (norte).

Al igual que las tropas de nacionalidad croata y rumana desplegadas en Szczecin (noroeste), todas estas unidades permanecerán en Polonia con carácter transitorio y rotativo y bajo el marco de la OTAN.

Con estas adiciones, asciende a aproximadamente 5.000 el número de efectivos que la alianza atlántica mantiene en Polonia, una presencia que ha sido criticada por Rusia.

Polonia, cuya capital dio nombre al pacto militar del antiguo bloque comunista, se unió a la OTAN en 1999 pero no acogió tropas extranjeras en su territorio hasta 2017, si bien participó en maniobras militares de la Alianza con anterioridad a esa fecha.

Varsovia confirmó hace pocos días que enviará “municiones, misiles antiaéreos de corto alcance y drones” a Ucrania, para engrosar el arsenal “defensivo” de ese país, a causa de la tensión militar con Rusia.

El ministerio de Defensa polaco estima que hay “más de 127.000″ soldados rusos concentrados en la frontera con Ucrania, muchos de los cuales toman parte en unas maniobras conjuntas con Bielorrusia que comenzaron ayer y se prolongarán hasta el 20 de febrero.

En declaraciones a la radio polaca, el viceministro de Defensa polaco, Wojciech Skurkiewicz, aseguró este viernes que en esos ejercicios “están participando más soldados de los que se preveía” y dijo que Polonia espera que al concluir las maniobras “las tropas rusas regresen a sus posiciones permanentes”.