“Putin está acorralado y podría usar armas nucleares tácticas e incluso estratégicas”, dice el general Mike Mullen

El ex jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos cree que la guerra de Ucrania será “larga y devastadora”

El general retirado Mike Mullen
El general retirado Mike Mullen FOTO: US Department of Defense US Department of Defense

Mike Mullen, ex jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, advirtió al mundo que no se puede descartar que Vladimir Putin use armas nucleares en el transcurso de la guerra de Ucrania. Preguntado al respecto, el general retirado afirmó: “Es muy difícil saber qué está pensando Putin (...). Creo que Estados Unidos tiene que asumir la posibilidad de que use tanto armas tácticas como -Dios no lo quiera- la fuerza estratégica (...) Son las armas más devastadoras jamás creadas en la Tierra”. Mullen añadió que estas armas forman parte del arsenal de Putin, quien “está muy acorralado y encajonado, por lo que tenemos que considerar que sea una posibilidad”.

Esta opinión de Mullen contrasta con la expresada semanas atrás por el embajador ruso en EEUU, Anatoly Antonov, quien señaló que la OTAN no se toma en serio la amenaza de una guerra nuclear.

Mullen, en una entrevista con la cadena estadounidense ABC News, se mostró sorprendido por la decisión de Suecia y Finlandia de unirse a la estructura militar de la OTAN: “Lo que me sorprende de Finlandia y Suecia es lo profundamente neutrales que han sido durante décadas y lo preocupados que están con esta amenaza rusa provocada por Putin”. El general retirado -que sirvió bajo el mandato de Barack Obama- añadió que la unidad de la OTAN está garantizada: “Casi todos los europeos con los que he hablado consideran que la amenaza en Europa ahora es existencial para ellos y creo que eso habla de la medida por parte de Suecia y Finlandia. Me reconforta eso”. A su juicio, la entrada de estos dos países nórdicos en la organización militar del Atlántico no causará un despliegue nuclear por parte de Putin.

El ex jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense pronostica una guerra larga y dolorosa: “Va a ser un conflicto sangriento (...) Veremos cómo Putin sigue devastando la infraestructura. Creo que lo que hemos hecho para abastecerlos (de armas a Ucrania) ha sido extraordinario, y tenemos que seguir haciéndolo”.

Cada vez son más las voces que alertan de lo que podría venir después de una hipotética derrota militar rusa en Ucrania. El ex candidato a la presidencia de Estados Unidos Mitt Romney indicó en un artículo en The New York Times que si Putin “pierde en Ucrania, no solo no habrá logrado la ambición de su vida de revertir lo que él ve como la ‘mayor catástrofe geopolítica’ del siglo XX, el colapso de la Unión Soviética, sino que también habrá disminuido el papel de Rusia como una gran potencia y habrá revitalizado el poder de sus adversarios”.

El escenario previsto por Rusia para usar armas nucleares

Alexander Grushko, viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, ha asegurado que su país tiene una doctrina militar en la que se detallan las condiciones por las que el Kremlin podría usar armas nucleares. Uno de esos requisitos es que otros países hayan usado previamente armamento nuclear, algo que no ha sucedido en el contexto de la guerra de Ucrania. Otro condicionante para Moscú es que sus almacenes nucleares hayan sido atacados por el enemigo.

Si Rusia llegara a usar armas nucleares lo haría contra Ucrania y no contra un país miembro de la OTAN, según explica Patricia Lewis, experta del instituto de pensamiento Chatham House. Atacar a un país de la OTAN provocaría la activación del Artículo 5 del Tratado del Atlántico Norte que da luz verde a la defensa colectiva, es decir, todos los países socios de la nación agredida actuarían en su defensa. En un ataque de este tipo, asegura, Moscú utilizaría armas nucleares de corto alcance y menor rendimiento, de las cuales se cree que hay más de 1.000 en reserva.