Desafíos

Qué puede hacer EE UU si Taiwán cae en manos chinas este año: la advertencia del jefe de Operaciones Navales estadounidense

Michael Gilday asegura que su país tiene que prepararse para una posible invasión china

Taiwán seguirá ejerciendo la moderación en respuesta a las provocaciones de China
Taiwán seguirá ejerciendo la moderación en respuesta a las provocaciones de ChinaRITCHIE B. TONGOAgencia EFE

Varios altos cargos de Estados Unidos y políticos de todos los espectros creen que no será hasta 2027 cuando China esté en condiciones de invadir Taiwán, que considera un territorio suyo desde 1949. Para 2027, el Ejército Popular de Liberación tendría una armada y los recursos militares necesarios para plantearse seriamente la anexión de esta isla de 23 millones de habitantes.

Pero no todos los altos mandos estadounidenses piensan así. El jefe de Operaciones Navales, Michael Gilday, ha asegurado que la invasión de Taiwán podría producirse este mismo o a lo sumo en 2023. En este sentido, cree que Estados Unidos debería estar preparado para reaccionar ante este hipotético escenario en el plazo inmediato.

Gilday cree que la Armada debe reforzarse cuanto antes para mantener el poder intimidatorio de EEUU. Cabe recordar que un informe del Pentágono calculaba en 2021 que China tiene 355 barcos de guerra tan grandes como una corbeta, por 205 de Estados Unidos.Gilday sostiene que Estados Unidos no se encuentra en condiciones de combatir en dos guerras en distintos puntos, por ejemplo con China y con Rusia.

Gasto militar China vs Taiwán
Gasto militar China vs TaiwánTeresa Gallardofreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@310c279e

¿Qué puede hacer la Marina de EE UU para frenar el ascenso chino en el Indo-Pacífico? El plan que Gilday presentó antes del verano un plan para la Armada estadounidense prevé una flota de 12 submarinos de misiles balísticos de clase Columbia, 12 portaaviones, 66 submarinos de ataque, 96 destructores de misiles guiados, 56 fragatas clase Constellation, 31 buques de asalto anfibio, 18 buques de guerra anfibios ligeros y 82 buques logísticos y auxiliares de combate.

Contrarrestar a un competidor como China exige una fuerza naval estadounidense sólida y robusta. Expertos militares creen, sin embargo, que el presupuesto de la Marina para el fiscal 2022 -el 22,9 % del presupuesto total de defensa- no garantiza esa fuerza. Y máxima cuando los desafíos de seguridad se multiplican con la guerra de Ucrania y la proyección de China en el Indo-Pacífico.

Los tres factores que según Gilday están cambiando el escenario son estos: la erosión de la disuasión debido al rápido desarrollo de la capacidad militar china; una China y Rusia cada vez más agresivas que socavan las “reglas internacionales basadas en el orden”, y el ritmo acelerado del cambio tecnológico. “En su increíble crecimiento en una dimensión militar, pero también en la dimensión económica, China ha superado todos los plazos que se han fijado”, asegura Gilday.

El jefe de Operaciones de la Armada estadounidense cree que “cuando hablamos de una ventana de tiempo para el 2027, eso puede ser una ventana hasta 2022 o potencialmente 2023. No lo podemos descartar. Yo no pretendo ser alarmista diciendo esto. Es que no lo podemos ignorar”.

Hasta ahora la postura de Pekín ha sido que busca la “reunificación pacífica” con Taiwán, pero en la apertura del Congreso del Partido Comunista chino, el presidente Xi Jinping dijo que su país no renuncia al uso de la fuerza para anexionar Taiwán, fiel aliado de Estados Unidos, que por ley está obligado a proporcionar a ayuda a Taipéi.

La reciente invasión rusa de Ucrania, que China no ha condenado, también ha generado temores de que Pekín pueda tomar medidas similares contra los 23 millones de habitantes de Taiwán. Analistas militares han advertido que, incluso con una fuerza numérica, invadir Taiwán no es una tarea fácil, dada su ubicación y geografía.