MENÚ
lunes 22 octubre 2018
06:57
Actualizado
  • 1

EE UU deja en tierra todos sus cazas F-35 tras el accidente de uno de sus aviones

Las Fuerzas Armadas norteamericanas han suspendido temporalmente las operaciones de vuelo de estos cazabombarderos después de que el mes pasado un avión de este tipo se estrellara en Carolina del Sur

  • El pasado 28 de septiembre un caza F-35 se estrelló en Carolina del Sur / Reuters
    El pasado 28 de septiembre un caza F-35 se estrelló en Carolina del Sur / Reuters
Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

11 de octubre de 2018. 19:59h

Comentada
J. Buitrago.  Madrid. 11/10/2018

El Departamento de Defensa de EEUU ha suspendido temporalmente las operaciones de vuelo de toda su flota de cazas F-35 después de que el pasado 28 de septiembre un avión de este tipo se estrellara en Carolina del Sur.

«Los servicios estadounidenses y los socios internacionales han suspendido temporalmente las operaciones de vuelo del F-35, mientras que la empresa realiza una inspección de toda la flota de un tubo de combustible dentro del motor en todas las aeronaves F-35», se indicó en el comunicado.

El Pentágono dijo que cualquier tubo de combustible defectuoso instalado en los jets F-35 será reemplazado, pero en el caso de que ya se hayan instalado buenos tubos de combustible, entonces esos aviones regresarán a las operaciones de vuelo.

«Se espera que las inspecciones se completen dentro de las próximas 24 a 48 horas», añadió en el comunicado. Actualmente, más de 320 cazas F-35 operan en una quincena de bases en todo el mundo, aunque el Pentágono y el fabricante Lockheed Martin siguen intentando resolver más de 900 deficiencias, incluidos fallos en el 'software' de la aeronave.

Pero, cómo ¿es este avión de combate polivalente que presta sus servicios en algunos de los principales ejércitos occidentales, entre ellos Estados Unidos, Reino Unido, Israel, Noruega o Italia y que la Armada española anhela?

Así es el F-35B, el avión de combate que quiere la Armada española

El F-35, fabricado por Lockheed Martin, es una aeronave de quinta generación, monoplaza y con capacidad furtiva, desarrollado bajo el programa Joint Strike Fighter para reemplazar al F-16, A-10, F/A-18 y al AV-8B en misiones de ataque a tierra, reconocimiento y defensa aérea. Fue diseñado en tres versiones distintas: el F-35A para despegue y aterrizaje convencional (CTOL), el F-35B capaz de realizar despegues cortos y aterrizajes verticales, que es el que necesita la Armada española para su buque “Juan Carlos I”, y el F-35C que es una variante naval capaz de operar en portaaviones.​

Este avión es el descendiente del X-35 presentado por Lockheed-Martin en el programa Joint Strike Fighter (JSF), en el que compitió contra el X-32 propuesto por Boeing. El 24 de octubre de 2001 el prototipo X-35 fue anunciado como vencedor del concurso, que traía aparejado un contrato de 200.000 millones de dólares para fabricar el nuevo avión.

En la financiación del programa colaboran, además de los Estados Unidos, Reino Unido, Italia, Australia, Canadá, Dinamarca, Países Bajos, Noruega y Turquía, que aportaron fondos adicionales, razón por la cual a España le costaría más cara su compra, al incorporarse a un proyecto en el que no ha participado desde el inicio.​ Además, también los han adquirido Israel, Japón y Corea del Sur.

Israel «estrena» en combate el F-35, el avión militar más avanzado del mundo


En su diseño y fabricación han colaborado un grupo de empresas aeroespaciales liderado por Lockheed Martin, con BAE Systems y Northrop Grumman como socios principales. El F-35 realizó su primer vuelo el 15 de diciembre de 2006.​