Internacional

La CDU ratifica a Merz como sucesor de Merkel con el 94%

El nuevo líder de los conservadores alemanes, que se impuso en las primarias de diciembre, promete unidad y una oposición fuerte al Gobierno de Scholz

El nuevo líder de la Unión Cristiano Demócrata alemana (CDU), Friedrich Merz
El nuevo líder de la Unión Cristiano Demócrata alemana (CDU), Friedrich Merz FOTO: MICHAEL KAPPELER MICHAEL KAPPELER

La Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU) ha elegido este sábado en un congreso virtual a su nuevo presidente, el abogado y lobbysta Friedich Merz, de 66 años de edad, con el 94,6% de los votos de los delegados asistentes. Según la legislación, al tratarse de una elección virtual, el resultado tendrá que ser confirmado mediante una votación por correo, como recordó el secretario general del partido saliente, Paul Zemiak. Merz había sido elegido ya en diciembre por más del 60% de los miembros del partido frente al jefe de Cancillería de Angela Merke, Helge Braun, y frente al abogado y diputado Norbert Röttgen.

Merz, que fue diputado de la CDU entre 1989 y 2009, para pasarse después a la empresa privada y volver más tarde a la política, aseguró que la elección le había “conmovido y asombrado” por su amplio consenso y prometió dar al partido “una dirección fuerte y un curso claro”. Para Merz, que ya se había presentado tres veces como candidato a dicho puesto, el partido no puede permitirse las luchas internas que han tenido lugar en los últimos meses: “Lo que hemos vivido en 2021 los unos para con los otros no va a volver a repetirse”, dijo, para asegurar que “no hemos perdido nuestra confianza ni tampoco nuestra responsabilidad de estado para con nuestro país”, dijo en su discurso, que se pudo seguir en abierto en la web del partido.

“En la derrota puede haber al mismo tiempo un nuevo comienzo, una oportunidad para nosotros”, explicó, así como que él está dispuesto a aprovechar dicha oportunidad. Para ello ve como fundamental el trabajo en la oposición, ganar las elecciones regionales y “dar nuevas respuestas con un nuevo programa”. Para ello, cree que la formación debe volver a los fundamentos de la economía social de mercado y aseguró que “con la fe en el Estado” no se va a resolver la crisis y que sin una economía fuerte el país no podrá hacer frente al cambio climático y al afianzamiento del sistema de bienestar.

Al mismo tiempo, quiso distanciarse de la extrema derecha y se mostró a favor de una Unión Europea que sea capaz de resolver los problemas que cada uno de sus miembros no puede resolver por su cuenta.

Críticas a Scholz

Merz criticó en su discurso de candidatura al canciller socialdemócrata, Olaf Scholz, porque, no habría fomentado un debate que cree necesario en torno a la vacunación obligatoria que había prometido cuando fue investido en diciembre. Asimismo, el canciller no habría tomado medidas para hacer frente a la inflación y es por ello que Merz promete ser la oposición que “controle al Gobierno y desafíe al canciller”.

El nuevo presidente de los conservadores alemanes pidió a sus camaradas que cierren filas: “Si damos una imagen poco clara, si no estamos a la altura de los temas actuales, tardaremos mucho”, dijo en referencia a llegar al gobierno que la CDU ha tenido en su poder durante los últimos 16 años.

El presidente saliente, Armin Laschet, aseguró en el congreso que Merz tiene todo su apoyo y que cree que será capaz de unir las diferentes tendencias y corrientes presentes en el partido. Laschet aseguró que Merz “es la persona adecuada en el momento adecuado”. Su candidatura a canciller, que fue superada por la de Scholz en la contienda electoral del pasado septiembre es, aseguró Laschet, “una herida abierta en el partido”. Sin embargo, “si el SPD cree que la CDU está en las últimas, se equivoca” y auguró varias victorias del partido en las próximas elecciones regionales.

La CDU ha elegido este sábado asimismo a un nuevo secretario general, cargo que ocupará Mario Czaja, después de ser votado por el 92,9% de los delegados. El economista de 46 años fue senador de salud y asuntos sociales en el Gobierno del Estado de Berlín entre el 2011 y 2016. Merz apoyó la candidatura de Czaja recordando que había ganado las elecciones en un distrito del este de Berlín, Marzahn, en el que desde hacía tres décadas siempre había ganado el partido de La Izquierda “Die Linke).

Tras la elección, Merz ofreció un regalo al secretario general saliente Zemiak, así como a Laschet: un ipad con un álbum de fotos y suscripciones a medios nacionales e internacionales.