Internacional

Invasión

“Raptor”, el barco preferido de Putin que ha conseguido hundir Ucrania

La patrullera 001 era utilizada para los desfiles militares y pronunciar sus discursos

La Fuerza Aérea ucraniana, a través de aviones Su-27, bombardearon el complejo principal de la isla
La Fuerza Aérea ucraniana, a través de aviones Su-27, bombardearon el complejo principal de la islaLa Razónfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@5b2ae4a8

Ucrania ha destruido la embarcación especial que Vladimir Putin utilizaba para controlar las operaciones de su flota en el Mar Negro. Según informan las Fuerzas Armadas ucranianas, se trataba del buque modelo “Raptor”, la patrullera con designación 001.

El líder de Rusia utilizaba este navío para los desfiles militares y como lugar donde pronunciar sus discursos. Equipado con una estación de armas operada a distancia para sostener una ametralladora Kord de 14,5 mm y dos ametralladoras PKP Pecheneg de 7,62 mm, el navio soporta tropas de hasta veinte infantes y tres tripulantes.

Este buque es una clase de patrullera costera rusa de 16,9 metros de largo y una altura de tres metros y medio. Según el canal Now Telegram, el ataque tuvo lugar el pasado domingo.

El buque de desfile era especialmente característico por su color blanco. Lo habitual es que mantenga un estampado de camuflaje para evitar los ataques del ejército enemigo. Rusia tenía registrados ocho buques, aunque las tropas ucranianas aseguran haber hundido varios barcos de desembarco del ejército ruso en la isla de las Serpientes.

La Fuerza Aérea ucraniana, a través de aviones Su-27, bombardearon el complejo principal de la isla, ocupada por Rusia. Pocas horas después, protagonizaron un segundo ataque, en el que hundieron otra lancha de desembarco.

Unas imágenes de satélite analizadas por The Associated Press mostraron el hundimiento de la lancha, correspondiente a la clase “Serna”, designación rusa del “Proyecto 11770″. La embarcación destruida tenía una capacidad de 90 personas o hasta 45 toneladas de carga.

Con ese telón de fondo, los combatientes ucranianos hicieron una última resistencia para evitar la toma completa de Mariupol. Mientras, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, advirtió en la noche de este lunes que, sin las exportaciones agrícolas de Ucrania, decenas de países en diferentes partes del mundo están al borde de la escasez de alimentos propiciada por la invasión rusa en el país.

“Los políticos ya están discutiendo las posibles consecuencias de la crisis de precios y la hambruna en África y Asia. Esta es una consecuencia directa de la agresión rusa, que solo puede ser superada juntos, por todos los europeos, por todo el mundo libre”, ha indicado el mandatario ucraniano.