Internacional

“Los ultraderechistas rusos se quejan de que Putin no está atacando Ucrania con dureza”

Robert English, experto en política rusa de la Universidad del Sur de California, analiza los últimos ataques perpetrados por las tropas rusas en Kiev y otras ciudades ucranianas

El presidente Vladimir Putin celebra una reunión por videoconferencia con los jefes electos de las regiones rusas en San Petersburgo
El presidente Vladimir Putin celebra una reunión por videoconferencia con los jefes electos de las regiones rusas en San Petersburgo FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

-El ex presidente ruso y actual vicepresidente del Consejo de Seguridad, Dimitri Medvedev, ha pedido eliminar el Gobierno de Zelenski tras el sabotaje del puente de Crimea. ¿Puede Moscú volver a la estrategia inicial de conquistar Kyiv?

-Es imposible que Moscú se plantee volver a intentar tomar la capital ucraniana, sus tropas agotadas y desmoralizadas se están retirando lentamente a 500 kilómetros de distancia en la región sur de Jersón y en la oriental del Donbás. Medvedev ha sido a menudo el elegido para proferir amenazas a Ucrania y a Occidente, como cuando antes amenazó con precios del gas por las nubes que paralizarían a la Unión Europea. Así que ahora lanza otra amenaza temeraria. Pero no se trata de lanzar una contraofensiva y conquistar Kyiv, sino de lanzar misiles contra los dirigentes ucranianos.

-Con el bombardeo masivo a Kyiv y otras ciudades Putin está tratando de recuperar la iniciativa en la guerra. ¿Habrá más represalias en los próximos días?

-No sabemos exactamente lo que piensa el presidente Vladimir Putin. Probablemente espera que estos recientes ataques con misiles sobre ciudades ucranianas hagan que los ucranianos detengan sus avances. También espera complacer a sus críticos ultraderechistas, que se quejan de que no está golpeando a Ucrania con la suficiente dureza, y que Rusia debe vengarse de los ataques de sabotaje ucranianos, desde el asesinato de la periodista Daria Dugina hasta el ataque de este sábado al puente de Kerch en la península de Crimea.

-Occidente ha condenado los bombardeos masivos. ¿Pero debería hacer más?

-Occidente se refiere aquí a EE UU, ya que este país es el que más armas –y más avanzadas– proporciona. Y Estados Unidos está teniendo cuidado de presionar a Putin solo lentamente, hasta ahora el presidente Biden no ha autorizado dar a Ucrania el Sistema de Misiles Tácticos Avanzados (ATACMS), que puede golpear mucho más lejos que otras armas y sería visto como una escalada importante. Los ucranianos los han pedido insistentemente, pero a la Casa Blanca le preocupa que se produzca una mayor escalada: ataques a civiles, a infraestructuras e incluso a armas de destrucción masiva.