MENÚ
jueves 23 mayo 2019
04:08
Actualizado

Santos: "Duque está obligado por la Constitución a cumplir los acuerdos de paz con las FARC”

El ex presidente de Colombia relata en un libro de memorias cómo se fraguó la negociación que acabó con las guerrilla más importante de América Latina y asegura que se arrepiente de haber convocado un referéndum que perdió.

  • Juan Manuel Santos
    Juan Manuel Santos /

    Archivo/Reuters

Tiempo de lectura 4 min.

26 de marzo de 2019. 19:00h

Comentada
Goyo G. Maestro Madrid. 26/3/2019

Retirado de la política, Juan Manuel Santos, el mandatario que dirigió las riendas de Colombia entre 2010 y 2018, ha decidido poner negro sobre blanco cómo fue el tortuoso camino que llevó a su Gobierno a firmar la paz con la guerrilla de las FARC después de 50 años de conflicto. “La batalla por la paz”, editado por Península, y que hoy se presenta en la Casa de América, es un relato minucioso de un proceso de una negociación que despertó más entusiasmo en el exterior que dentro de su propio país.

En la rueda de prensa, Santos aseguró que no escribió el libro pensando en hacer un ajuste de cuentas, ni para atacar a sus rivales ni para elogiar a sus amigos: “Quise contar los hechos como sucedieron, con las verdades necesarias, para que la historia sea quien juzgue este proceso”

Reconoció que dentro de su bando hubo más reticencias a la negociación con los guerrilleros que entre sus enemigos: “En el libro describo como muchos supuestos aliados internos fueron más críticos por mil razones: ya fueran políticas o por convicciones".

Sobre el actual Gobierno del conservador Iván Duque, Santos aseguró que un fallo de la Corte Constitucional de Colombia ha blindado los acuerdos de paz con las FARC durante tres períodos presidenciales. “Ningún presidente ni el Congreso podrán expedir leyes que contradigan los acuerdos. Duque está obligado por la Constitución a cumplirlos”, añadió.

Durante la campaña electoral que lo llevó a la presidencia, Iván Duque se opuso a los acuerdos de paz, entre otros motivos, porque consideraba que los guerrilleros que cometieron crímenes de lesa humanidad no cumplirían penas de cárcel. De hecho, el actual presidente no ha sancionado la Ley de Justicia Especial para la Paz, un mecanismo concebido para juzgar los crímenes del conflicto al margen de la justicia ordinaria.

“Este proceso de paz es irreversible”, sentenció Santos, porque “ya la guerrilla entregó las armas y se destruyeron, y ya las FARC son un partido con representación en el Congreso. Eso es lo que buscan todos los acuerdos de paz”, añadió. “Nosotros fuimos más lejos al establecer dos elementos muy ambiciosos como es la justicia especial transicional, creada por primera vez en la historia, y también porque se aprobaron 16 planes de desarrollo territorial con las comunidades afectadas”

El ex presidente recordó que esos planes de desarrollo comenzarán a ejecutarse este mismo año, siguiendo lo estipulado en los propios acuerdos, y resaltó que “no fueron diseñados desde Bogotá sino desde las propias comunidades afectadas”.

Preguntado por cuantos años le llevará a la sociedad colombiana cerrar las heridas dejadas por este conflicto de 50 años, Santos respondió que “tiene que ver mucho con la actitud de sus dirigentes” el dejar atrás las afrentas y “perdonar para seguir adelante”. “Lo importante -añadió- es que el acuerdo se hizo para beneficiar a los colombianos, no a las FARC”.

En este sentido recordó que su Gobierno fue pionero al aprobar una ley de reparación de víctimas en 2011 y que actualmente hasta 900.000 personas han recibido reparación. Santos objetó que resarcir económicamente a los ocho millones de perjudicados por el conflicto es “un imposible fiscal” pero defendió la necesidad de una “reparación simbólica”. “Muchas veces, al hablar con personas afectadas me decían que a ellos les vale con la verdad y el perdón”.

Sobre la dolorosa derrota que sufrió en el plebiscito de 2016, en el que una mayoría de colombianos rechazó los acuerdos del Gobierno con las FARC, Santos reafirmó su idea de que “no lo volvería a hacer”. “Lo que aprendimos es que en medio de tantas noticias falsas cualquier referéndum se vuelve bastante peligroso porque se acude mucho a las emociones, que a veces se manipulan”. Unas semanas después de perder el apoyo de los colombianos, Santos ganó el Premio Nobel de la Paz.

¿Para cuándo la paz con Álvaro Uribe, el ex presidente colombiano que tantas objeciones planteó a la negociación con los guerrilleros? Santos aseguró que él mismo hizo “muchos esfuerzos para tender puentes, pero nunca tuve respuesta”. Aun así, expresó su deseo de que si “tengo la oportunidad el día de mañana de tender puentes y arreglar esa situación” lo hará. “Cuando dos dirigentes se pelean entre ellos los que pierden son los pueblos”.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas