MENÚ
viernes 26 abril 2019
04:56
Actualizado

Atentado de Estrasburgo: Abatido Chérif Chekatt, el enemigo número uno

El Estado Islámico reivindica el atentado en el mercadillo navideño de Estrasburgo. La Policía sabía que se escondía en su barrio y lo localizó a apenas un kilómetro de su domicilio

  • Agentes de la Policía Francesa han abatido hoy al presunto autor del atentado de Estrasburgo. (AP Photo/Christophe Ena)
    Agentes de la Policía Francesa han abatido hoy al presunto autor del atentado de Estrasburgo. (AP Photo/Christophe Ena)
París.

Tiempo de lectura 4 min.

14 de diciembre de 2018. 03:03h

Comentada
Asunción Serena.  París. 13/12/2018

Tras dos días a la búsqueda y captura del autor del atentado de Estrasburgo, la Policía localizó anoche a Chérif Chekatt y lo abatió. Los hechos tuvieron lugar junto a Neudorf, el barrio donde vivía el terrorista y que por la tarde había sido peinado sin éxito por una unidad de élite de la Policía. Según France Info, Chekatt se había escondido en un almacén en la Plaine des Bouchers, en la calle Lazaret, no lejos de donde desapareció el martes tras intercambiar unos tiros con una patrulla de Policía.

Ayer también, antes de ser abatido sobre las 21:00, disparó contra un equipo de policías de la seguridad pública. En el desenlace final del operativo policial que acabó con la vida de Chekatt ha tenido un papel fundamental la colaboración ciudadana, bajo la que creía estar seguro el yihadista. Según medios locales, después de que acabara el amplio operativo policial en su barrio, el joven yihadista salió de su escondite y abordó a una vecina. La mujer, al ver que estaba herido en el brazo, rápidamente lo denunció. Por eso llegaron antes (y fue abatido) por las unidades de la Policía de Estrasburgo y no por las unidades de élite. La gente que se acercó curiosa a la zona donde se realizaba la operación policial tras oír la noticia, rompió en un aplauso para agradecer a los agentes su trabajo. Unos 720 policías tenían la orden de buscar y capturar al autor del atentado de Estrasburgo vivo o muerto, «poco importa», dijo ayer el portavoz del Gobierno, Benjamin Griveaux. «En cualquier caso, lo mejor es interceptarlo lo más rápidamente posible y poner fin a esta batida», dijo.

Ayer, durante casi dos horas, la Raid, unidad de élite de la Policía francesa, procedió a una espectacular operación en el barrio de Neudorf, donde fue visto por última vez el martes. Durante el operativo, la Policía dispuso numerosos vehículos a través de las calles del barrio para bloquear la circulación, mientras que los agentes, fuertemente armados, y protegidos con escudos, iban entrando casa por casa, agrupados y con sus armas automáticas.

Los agentes buscaron también un coche que, al parecer, habría utilizado Chekatt para fugarse. Según «Le Figaro», sería el vehículo de su madre. Ésta permanece detenida desde el martes, igual que su marido y dos de sus hijos, arrestados la víspera. La Fiscalía comentó que ayer habían arrestado a una quinta persona, un hombre que habría compartido un tiempo de cárcel con Chekatt. Mientras, en el centro de París, la Policía procedió al registro de la casa donde vive una de sus hermanas, que en ese momento recibía la visita de otra hermana. Las dos fueron interrogadas. El Estado Islámico (EI) reivindicó anoche a través de la agencia Amiq el atentado, que fue cometido por un «soldado» del grupo yihadista.

Thomas Röder, antiguo abogado de Chekatt, afirmó ayer que no podía decirse que fuera «un chico radicalizado». Röder fue nombrado su abogado de oficio en 2016 en Alemania, donde estaba acusado de robar varios miles de euros en una clínica dental y una farmacia. Lo describe como un joven educado y algo tímido que cuando entró en confianza le gustaba gastar bromas. Le habló de su fe, pero no daba la impresión de que fuera un fanático. Durante los meses que permaneció detenido, ningún familiar fue a visitarlo.

La muerte ayer de un hombre eleva a tres las víctimas mortales. Falleció Kamal Naghchband, un garajista de 45 años, que se dirigía a ver el mercado de Navidad con sus tres hijos. Según relató un familiar a RMC, Naghchband llevaba a su hijo de tres años en brazos cuando alguien le tocó el hombro y, al darse la vuelta, el terrorista le pegó un tiro en la cabeza. Era musulmán y había huido hace 18 años de su país natal, Afganistán.

Últimas noticias