Trucos para quemar más calorías antes de entrenar

Palabra de nutricionista.

No hay evidencias científicas que prueben la eficacia de entrenar sin haber comido durante horas
No hay evidencias científicas que prueben la eficacia de entrenar sin haber comido durante horas

La dietista- nutricionista Paloma Quintana, asegura que “la cafeína es de las pocas cosas que conocemos a día de hoy que suponga una ayuda tanto en el rendimiento como en la oxidación de grasas”. Nos habla asimismo del ECGC o la Epigalocatequina, que es un extracto del té verde. “Se ha demostrado que, durante la práctica deportiva, dando 400 miligramos, puede optimizar la oxidación de grasa”, sostiene Quintana y asegura que el consumo de una u otra cosa antes de la práctica de ejercicio físico nos podría ayudar a quemar más calorías. Eso sí, el café deberíamos tomarlo solo.

Por otro lado, Paloma nos dice que el ayuno intermitente y una dieta alta en grasas también son cosas que nos pueden ayudar en la pérdida de grasa porque cuando hay una depleción grande de hidratos de carbono, el cuerpo “tira” de las grasas para obtener energía durante el ejercicio. Si no consumimos hidratos de carbono, el cuerpo busca en las grasas su fuente de energía. Sin embargo, si la dieta no está perfectamente planificada no podemos saber si nuestro cuerpo está consumiendo nuestras grasas propias (esas de las que todos queremos deshacernos) o de las de nuestra dieta. Por eso, llegados a este punto, es necesario contar con el asesoramiento de un experto que pueda ofrecernos una serie de pautas nutricionales ajustadas a nuestras necesidades.

Dieta FOTO: Rafal Strzechowski ©GTRESONLINE

Además, hay un aspecto que no podemos pasar por alto. Paloma Quintana recuerda que " para que la oxidación de grasas sea notoria se debería estar en déficit calórico”. De esta cuestión nos habla precisamente la dietista- nutricionista Fátima Japón. Nos dice que “para la pérdida de grasa, no tienen tanta importancia las calorías que quemas entrenando como el déficit calórico que consigues a lo largo del día”. La experta explica que “de nada te vale quemar muchísimas calorías a lo largo de un entrenamiento si luego, a lo largo del día no estás en déficit calórico y comes más de lo que has consumido, es decir, de lo que has gastado en ese entrenamiento”. Según Fátima Japón la pérdida de grasa se logra (en personas sanas) cuando hay, en primera instancia, un déficit calórico. Entendemos por lo tanto que un superávit calórico (ingerimos más calorías de las que quemamos) puede conducir al aumento de grasa. Si quemamos las mismas calorías que consumimos, estaremos llevando a cabo un plan de mantenimiento: no ganaremos ni perderemos peso. ¡Es así de sencillo!

Así, aunque el café, el extracto de té verde, el ayuno intermitente y una dieta alta en grasas nos pueden ayudar a perder grasa, es importante llevar una alimentación sana, equilibrada y consumir menos calorías de las que vayamos a quemar a lo largo de todo el día y en la práctica de ejercicio. Por otro lado, hay que tener en cuenta que perder grasa no es perder peso. Quizá estemos haciendo más ejercicio y hayamos ganado masa muscular, entonces pesaremos más. Por eso, no debemos dejarnos engañar por la báscula sino confiar, en la medida de lo posible, en los consejos de los profesionales.