Cómo escribir una bio perfecta en las aplicaciones para ligar

Tener un buen perfil es crucial para conseguir mayor compatibilidad con las personas que realmente te interesan. Ser honesto, diferente y divertido son las claves del éxito.

Escribir la propia biología es quizá la parte más complicada del mundo de las citas on line. Tener un buen perfil es la tarjeta de presentación en las aplicaciones de dating y determina muchas veces el éxito de una persona en ellas. Lo primero que tienes que hacer es pensar qué responderías a esta pregunta: ¿qué le dirías a alguien que no conoce nada sobre ti?.

Construir un perfil exitoso te conducirá a que puedas tener citas con las personas que realmente te interesan. No se trata de tener cientos de

personas interesadas, sino de dar con las adecuadas. Por otra parte, leer la biografía de los demás puede ayudarte a entender si la persona que quieres conocer podría ser buena para ti o está totalmente alejada de tus intereses.

Para poder diseñar un perfil que mejor se adecúe a ti y a los vínculos que quieres construir primero deberás seleccionar una foto que demuestre quién y cómo eres.

Siempre será mejor colocar una foto de frente donde estés en el primer plano y puedas verte mejor, de esta forma podrás mostrar mejor tus ojos, tu sonrisa y así inspirar mayor confianza. También es importante aparecer solo, sin amistades, familiares o mascotas; que sea nítida, y sobre todo, reciente.

Por otro lado, es importante crear una descripción atractiva y auténtica. De forma breve y concisa cuenta qué te hace único, cuáles son tus pasiones, las causas que te inspiran o hobbies. Sé directo y transparente.

Las biografías están diseñadas como descripciones breves y cautivadoras, por lo que vale la pena hacer un esfuerzo por entrar en el mayor detalle posible en el espacio disponible para hablar sobre tus pasiones. Por ejemplo, en lugar de un “Me encanta el deporte” genérico, es mejor anticipar qué equipo o deportistas son tus favoritos para poder especificar bien tus preferencias: es un gran punto de partida para una conversación.

Si no sabes cómo describirte, puedes pedir ayuda a tus amigos porque son las personas que mejor te conocen. Prueba a decirles que te envíen un whatsapp definiéndote en una frase y seguramente te lleves una sorpresa. Eso sí, evita preguntar a tu abuela o a la mamá. Seguramente las características que para ellas son importantes no lo sean para el resto de la sociedad en edad de ligar.

Si no se te da demasiado bien el humor, evita copiar chistes forzados, racistas, con connotaciones sexuales o demasiado gráficos. Que tu Nick sea “número centímetros” o supuestas cualidades amatorias no te hará ganar puntos, desengáñate. En España tenemos un refrán que reza “dime de qué presumes y te diré de lo que careces”.

Cuidado también con utilizar de manera excesiva los emoticonos, no solo porque pueden hacerte pasar por una persona infantil sino porque muchos de ellos, utilizados de manera incorrecta, pueden dar lugar a equívocos y situaciones vergonzosas. Por ejemplo, el emoji del unicornio que puede ser un animalito mágico y que tú utilices para añadir un gesto alegre y divertido tiene un sentido oculto que quizá no conocías: el unicornio es el código para proponerse como tercer compañero para una pareja interesada en hacer un trío.

La ironía, por el contrario, puede ser una buena baza para mostrarse brillante, ya que se percibe como signo de inteligencia. No te definas con frases amenazadoras tipo “si no comes carne ni aparezcas”, ya que no es que estés haciendo una criba, sino que te muestras como una persona poco tolerante.

En los tiempos que corren, es mejor no hablar de política en la biografía si no quieres que la mayoría de tus mensajes privados sean de gente que aprovecha para desfogarse insultándote.

Sé sincero y conciso. Huye de la generalidades que pone todo el mundo tipo “me gusta viajar y soy amigo de mis amigos”, porque como tú, entonces, hay cien millones de personas más. Ojo con incluir expresiones vagas o que se utilizan en el mundo laboral tipo “proactivo” o “mente abierta”, estás intentando conectar con una persona, no que te contraten para trabajar en su empresa. Es más, definirse como alguien con la mente abierta no indica tu predisposición a la curiosidad, sino que estás explícitamente interesado en prácticas sexuales fuera de los cánones tradicionales.

Es una buena idea concluir tu biografía con una pregunta ya que denota un deseo explícito de involucrar a los demás. Sin embargo, no te pases de original porque hay podrías quedar como alguien inseguro o desesperado por quedar y conocer a alguien.

Como último consejo, haz que una amiga o amigo del sexo opuesto lea tu propuesta de biografía. Su aprobación es la prueba necesaria para saber que ya estás preparado para triunfar. El resto, ahora, depende solamente de ti.