Dime a qué hora te despiertas por la noche y te diré de qué se queja tu cuerpo

La teoría Zang Fu, la respuesta orgánica de tu insomnio

En la imagen, una mujer con insomnio.
En la imagen, una mujer con insomnio.UnsplashUnsplash

¿Te despiertas cada noche a la misma hora? Es probable que tu cuerpo te esté enviando un mensaje y no puedes seguir obviándolo. El insomnio es un problema recurrente y son más personas de las que imaginas las que lo padecen. En esta cabecera te hemos ofrecido numerosos trucos para dormir bien, sin embargo, solventar el asunto no es siempre tan sencillo. Es precisamente lo que trata de explicarnos la teoría de los Zang Fu de la Medicina Tradicional China, que establece una estrecha relación entre nuestros órganos y nuestras entrañas y emociones. Fija como principales cinco órganos de nuestro cuerpo siendo el corazón el maestro:

  • El corazón
  • El hígado
  • El riñón
  • El pulmón
  • El bazo

Hay asimismo cinco vísceras principales según esta teoría:

  • Intestino delgado
  • Intestino grueso
  • Vejiga
  • Vesícula biliar
  • Estómago

Conforme a nuestro reloj biológico, si alguno de estos se ve dañado o resentido, se queja cuando nuestra maquinaria “descansa”, es decir, mientras dormimos. En función de la hora a la que te despiertes puede haber un órgano de tu cuerpo que te esté dando un aviso y por medio de la siguiente imagen puedes identificar de cuál se trata.

Llama la atención que cuando el insomnio nos asalta lo hace durante periodos de dos horas aproximadamente. Tiempo suficiente para que queramos ganarle la partida comiendo, leyendo o viendo la televisión. Esto es así porque, como puedes ver también a partir del esquema, cada órgano funciona por periodo de dos horas. Curioso, ¿verdad? ¡Nada ocurre por casualidad! Sin embargo has de tener en cuenta que el cálculo del horario de esta teoría es general y que cada persona es un mundo.

En nutrición todo debe ser personalizado y los doctores expertos en sueño también están ahí para ayudarnos. Para empezar, tendríamos que cenar tres horas antes de acostarnos. Si de esta forma, practicando ejercicio físico, llevando un estilo de vida adecuado y siguiendo una dieta equilibrada no notamos mejoría, es crucial recurrir al consejo de uno y otro profesional para hacer un abordaje del problema desde ambos campos.