Consejos de experto para evitar dolores físicos (y psicológicos) tras dejar la oficina

¿Conocías estos trucos?

Es muy probable que seas una de esas tantas y tantas personas que en estos últimos meses, debido a la crisis del coronavirus, han dejado atrás la oficina y han convertido su sala de estar en su nuevo lugar de trabajo. El denominado teletrabajo ha llegado para quedarse, al menos por una larga temporada.

El cambio puede ser beneficioso, sobre todo en lo que a facilidad de movimientos y tiempos se refiere, pero que también cuenta con grandes desventajas. A pesar de los pequeños cambios que hayamos hecho este verano en cuanto a organización, es complicado que esta nueva “oficina en casa" cubra todas nuestras necesidades y por lo tanto nuestro cuerpo puede sufrir las consecuencias. No solo a nivel psicológico sino también físico. Estrés, dolores musculares, problemas de vista... ¿Cómo evitarlo? Desde laboratorios URGO, expertos en dar soluciones a las necesidades básicas del cuidado y la salud de la población, nos dan algunos consejos que harán más fácil el salto al teletrabajo.

¡Cuida tu postura!

La postura frente al ordenador es clave, por no decir lo más importante. Desde URGO avisan que debemos mantener la espalda recta, de manera que la columna vertebral mantenga sus curvaturas fisiológicas con la mayor relajación posible y para lograrlo apuntan a pequeños tips:

  1. Mantener la pantalla del ordenador a la altura de los ojos para no forzar la zona cervical.
  2. No apoyar la cabeza en el respaldo y mantenerla ligeramente inclinada hacía delante.
  3. Mantener caderas y rodillas a 90º.
  4. ¡Los pies en el suelo!
Pausas y estiramientos

Para evitar dolores musculares o episodios de estrés o ansiedad, todo puede ir estrechamente relacionado, es importante parar con frecuencia, debemos realizar movimientos y estirar para facilitar la oxigenación de la zona. Una vez realizado, continuamos trabajando y lo hacemos con otra actitud. Mantener la misma postura durante mucho tiempo puede ser un problema