Nyno Vargas: “Yo odio las letras machistas, no escucho reguetón porque la mayoría de canciones me parecen horribles”

El televisivo Nyno Vargas presenta “El efecto Nyno…continuará”, su cuarto álbum que llega acompañado del single ‘70 grados’.

Nyno Vargas presenta la segunda entrega de su proyecto "El Efecto Nyno".
Nyno Vargas presenta la segunda entrega de su proyecto "El Efecto Nyno".Sergio R MorenoGTRES

En el cielo de Madrid. Así nos recibe Nyno Vargas, con los objetivos en todo lo alto pero los pies en el suelo. Unas horitas antes de presentar por todo lo alto su nuevo trabajo rodeado de amigos y familiares. Sí, un evento de esos que nos recuerda a nuestra antigua normalidad. Esa de la que Nyno no ha salido desde su vuelta de ‘Supervivientes’. Crítico con la gestión de la pandemia en España, con la música más machista como la de Anuel y con muchas ganas de seguir dando guerra. Encima y debajo del escenario.

“El Efecto Nyno... continuará”. Este nuevo trabajo, grabado entre España y Latinoamérica y compuesto de 12 canciones, es la segunda entrega de su proyecto “El Efecto Nyno” que lanzó en 2015 y con el que se consolidó como una de las figuras de la música urbana y de la mezcla de este estilo con el flamenco como ‘Hola, Nena’ (con Omar Montes), ‘TOTO’ (con Mala Rodríguez), ‘Dama y vagabundo’ (con Juan Magán), ‘Hola, mi amor’ (con El Junco y Lérica), ‘No te enamores’ (con Rvfv y Maikel Delacalle) o el más reciente ‘No me lo creo’. ¿Te sumas al efecto Nyno? ¡No te pierdas nuestras entrevista más personal!

¿Qué tal, Nyno? Llegas con ‘70 grados’ y esta segunda entrega de “El Efecto Nyno” que ya está siendo todo un éxito.

Bien, bien, bien. La verdad es que estamos muy contentos porque ha sido un trabajo muy intenso que ahora se puede ver los frutos. Nos tuvimos que ir dos veces a México y es una propuesta diferente y arriesgada. Yo se lo que le gusta a la gente y esta canción puede chocar un poco de inicio.

¿Y por qué has decidido arriesgar?

Quiero abrirme un nuevo camino. Es lo mío, yo siempre voy a tener mi espacio para volver. Pero esto es algo nuevo y como estoy visitando mucho otros países, esto es lo que se lleva ahora por ejemplo en México y he decidido traerlo a España. Yo creo que se puede lograr.

Todo relacionado con México, ¿de dónde te viene ese amor por el país mexicano?

Siempre me ha llamado mucho la atención su cultura y coincide con que tenemos muchos amigos allí. La primera vez que fui fue de paso, yo iba a Miami pero tuve que hacer allí la cuarentena. La verdad es que me encantó el país, la gente, como me trató, la vibra musical, la gente le pone mucho cariño a las cosas. Y para este nuevo trabajo mucho más internacional era el momento.

Tu eres de los pocos músico que no han parado durante la pandemia, al revés, has tenido más trabajo aún. Y además, déjame decirte, que has sido nuestra envidia porque no has dejado de viajar mientras nosotros estábamos encerrados...

(Risas) Cuando pasó lo que pasó yo estaba en Honduras y cuando volví prácticamente no estuve en España. México, Brasil, Miami... Casi que no he estado en España.

Y en el momento que llegas de ‘Supervivientes’ y te encuentras España en medio de una pandemia, entiendo que fue un shock, ¿no?

Fue terrible. Una cosa es lo que me habían comentado cuando yo salí del programa y otra verlo. Aeropuertos vacíos, la gente con mascarilla, carreteras vacías... Fue como una película.

Por lo que dices, no has vivido la pandemia de la misma manera que nosotros.

Creo que soy de las pocas personas en el mundo que ha vivido la pandemia de manera distinta. A mi me incomunican para ir al programa un 14 de febrero y yo no vuelvo a España hasta junio. Me pierdo el confinamiento, el discurso del presidente, la pelea sádica por el papel higiénico...Todo eso me lo pierdo. El toque de queda, todo lo fuerte yo no lo he vivido. Estuve una semana, no me gustó el rollo y me fui a Miami. Que allí a la gente se la suda la pandemia, es otro rollo. Es como si la pandemia fuera un meme para ellos. Que sobreviva el más fuerte.

Pero el parón este de conciertos y eventos, por lo que podemos ver, te ha ayudado a componer más.

Sí, me ha ayudado para crecer como artista. Antes no tenía tiempo de nada. Ahora he podido conocer a otros compositores, otros músicos y sacar más temas en este año.

Y ese arriesgar que me decías antes.

Sí, exacto. Al arriesgar pueden pasar dos cosas, que guste mucho o que no triunfes. Pero yo me canso también de hacer siempre lo mismo. No hacer una canción solo porque sepa que va a funcionar. Hacer la música del punto en el que estoy.

¿Ese punto ha llegado antes también por la pandemia?

Sí, totalmente. Porque cuando pasa algo así te das cuenta que todo puede cambiar de un día a otro. Hay muchos músicos que han desaparecido con la pandemia. Yo me siento un privilegiado por haber podido crecer en esta pandemia.

¿Y el secreto del éxito? Porque tema que sacas, tema que triunfa.

(Risas) Si tuviera yo un secreto del éxito no estaría aquí. Yo creo que hay entregar el 100% de uno mismo, hacer las cosas con muchas cabezas y que tu mismo te lo creas. Lo que diferencia es que el público te vea cercano. Y conmigo han evolucionado desde el principio, no salgo de la nada. Y empatizo con ellos en ese sentido.

Hablando de evolución, ¿qué le dirías ahora al Nyno Vargas del inicio de tu carrera?

Pues que se centrara un poquito más, porque ha habido épocas que he estado un poco a lo loco y pienso que podría haber aprovechado más el tiempo. Pero no me arrepiento, porque a lo mejor no habría llegado donde estoy ahora. Entonces creo que cada paso que he dado es acertado.

Ahora que dices lo de los pasos acertados... ¿Volverías a entrar a un reality? ¿Aconsejarías a un compañero entrar a Supervivientes?

Yo volvería a entrar a un reality siempre que tenga ese carácter como ‘Supervivientes’, por la experiencia en si. Pero algo que tenga que ver con el corazón no. ¿Animar a un artista a entrar? Depende del carácter de cada uno, si puedes controlar todo eso sí. Si eres descontrolado no, porque te lleva al límite. Te puede ayudar en tu carrera o perjudicar. En mi caso me ayudó, a otro compañero que no llegó a saltar del helicóptero le perjudicó.

Antes decías que tu público está acostumbrado a un tipo de música. Tienes también un público muy joven... ¿Qué opinas que se os etiquete de machistas por vuestras canciones?

Es totalmente absurdo. Yo odio las letras machistas, no escucho reguetón porque me parece horrible. Esas letras no las comparto. Yo entiendo que puede haber vacileo, insinuación, coqueteo... Pero palabras obscenas, ¿dónde está ese romanticismo que podía quedar? Como las canciones de Anuel, es que me parece súper garrulo. No lo comparto para nada. Y que se nos meta a nosotros en el mismo saco me parece injusto.

Hace poco hablábamos con tu compañero Mikel de la Calle y nos decía que el se encuentra muchas veces que tiene que dar explicaciones por sus letras porque la gente entiende otra cosa. ¿A ti también te pasa? Como ahora en ‘70 grados’ que dices que “70 son las que yo tengo siempre aquí a mi lado”...

¡Claro! Porque yo estoy hablando de un licor, no de mujeres. Y la gente puede pensar eso, claro. Es un juego de palabras, pero claro la gente puede interpretar que yo tengo 70 mujeres, que sería imposible...Científicamente sería...

Julio Iglesias (risas)...

Ojalá, pero no. Julio solo hay uno.