• Las vacaciones de verano aumentan las rupturas entre parejas

Las vacaciones de verano aumentan las rupturas entre parejas

Las relaciones que no pasan por su mejor momento acaban prácticamente en ruptura tras las vacaciones de verano

¿Preparado para las vacaciones? Si estás pasando un mal momento con tu pareja no es recomendable que te vayas con él. Si las relaciones de pareja son buenas, al final del verano son mejores, pero, si son malas, las vacaciones pasan factura a muchas de ellas, que acaban en separaciones en el otoño, según confirman las estadísticas de rupturas matrimoniales.

Según datos del Consejo General del Poder Judicial, durante el cuarto trimestre desde 2013 se registran en los juzgados más de 33.712 divorcios - en el periodo de julio a septiembre fueron 24.236-, 1.928 separaciones -1.441 en el tercer trimestre- y 47 nulidades -36 durante el verano-.

El psicólogo clínico especialista en temas de pareja Esteban Cañamares explica que muchas parejas achacan sus problemas a la falta de tiempo, al estrés y al exceso de trabajo, y piensan que cuando llega el verano se van a limar asperezas, pero no se arreglan porque los problemas son profundos.

Pasadas las vacaciones se produce esa desilusión y ese mayor deseo de separación, por ese mecanismo, porque las relaciones malas son peores en vacaciones. En los meses de verano se deciden el 33 por ciento de las separaciones, pero el verano es el 25 por ciento del año.