• 1

Mario Biondo no descansa en paz

El cadáver del marido de Raquel Sánchez Silva será sometido en Italia a una tercera autopsia a petición de la Fiscalía General de Palermo

  • La periodista y el operador de cámara se casaron en 2012 tras un año de relación / Gtres
    La periodista y el operador de cámara se casaron en 2012 tras un año de relación / Gtres

Tiempo de lectura 2 min.

10 de octubre de 2018. 00:41h

Comentada
Ismael Monzón.  10/10/2018

ETIQUETAS

La familia de Mario Biondo ha vuelto a conseguir una pequeña victoria en su batalla por esclarecer la muerte del joven, que falleció hace cinco años en extrañas circunstancias. La Fiscalía General de Palermo ha aceptado realizar una nueva autopsia al cuerpo del marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva. De este modo, el próximo 5 de noviembre nombrará a los peritos encargados de exhumar otra vez el cadáver. Se tratará del tercer examen, después de las dudas que arrojaron los dos precedentes.

Mario Biondo, que trabajaba entonces como cámara de televisión de «MasterChef», apareció muerto en su domicilio con un pañuelo anudado al cuello el 30 de mayo de 2013. Los forenses españoles realizaron en aquel momento una primera autopsia en la que no hallaron indicios de homicidio, por lo que la Justicia cerró rápidamente el caso zanjando que se trató de un suicidio. Pero los padres y hermanos del chico, de 30 años, no se conformaron, convencidos de que había detalles todavía sin desvelar. La Fiscalía de Palermo, ciudad natal de Biondo, reabrió el caso en Italia. Mientras, la familia encargó distintos informes periciales independientes que concluyeron que la causa más probable de la muerte fue un asesinato, ya que faltaban signos de violencia en el cuerpo, según los médicos.

Testimonio contradictorio

El cadáver fue exhumado por primera vez sin encontrar detalles concluyentes. Aunque en paralelo se escucharon nuevos testimonios que sembraron dudas. Según los fiscales italianos, el primer testimonio de Raquel Sánchez Silva, que estaba de viaje en el momento de la muerte, caía en contradicciones. La pareja estaría, además, atravesando un momento de crisis. Los padres de Biondo llegaron a dudar de la presentadora, por lo que fueron condenados por difamación en España a ocho días de arresto domiciliario y 3.000 euros de indemnización.

Los allegados del joven confían en encontrar en Italia lo que les negó la Justicia española, aunque este año, cuando se cumple el quinto aniversario del fallecimiento, un juzgado de Madrid admitió a trámite una querella criminal de la familia contra el forense que firmó la primera autopsia y se reabrió el caso en España. Así, en estos momentos ambos países investigan en paralelo las causas de la misteriosa muerte. Cargados de informes y testimonios médicos que avalan sus tesis, los Biondo confían en que esta vez los jueces también confirmen sus sospechas.

Últimas noticias