MENÚ
martes 18 septiembre 2018
13:06
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Mi hogar antes era un vagón de tren

  • Mi hogar antes era un vagón de tren

Tiempo de lectura 4 min.

02 de septiembre de 2018. 12:18h

Comentada
Víctor Negro.  2/9/2018

El ferrocarril siempre tuvo su vertiente romántica en concordancia con un lado práctico. Viajar en grandes obras de la ingeniería, clásicas o modernas, disfrutar de paisajes y conocer gente interesante ha completado a menudo el objetivo inicial de buena parte de sus usuarios: trasladarse de un punto de origen a otro de destino. Hay empresas que amplían este significado de los trenes y convierten un vagón en uno de los puntos más sagrados para muchas personas, su hogar.

Wagonstill, con sede en La Granja de San Ildefonso, Segovia, es la única en España. Desde 2006, esta firma recupera vagones abandonados, o que las compañías ferroviarias retiran de la circulación, los remodela con diferentes configuraciones y los instala en el lugar que el cliente elige. La vivienda es uno de los usos más demandados, «para cinco, seis y hasta ocho personas, con cocina, sala de estar y dos baños. Jugando con el ingenio se puede conseguir una buena capacidad», destaca Miguel Huidobro, el impulsor de la idea.

Estas reliquias rodantes se pueden transformar también en restaurantes, cines, salas de juego, bares, alojamientos de montaña... Sus posibilidades son infinitas, pero todas cuentan con un denominador común, la sostenibilidad.

Y este concepto nace de varias vías. La más inmediata es la reutilización. Lo que no solo alude a las ventajas del reciclaje para el medio ambiente, también significa un ahorro energético considerable, todo lo que no se consume en su desguazado o destrucción. Este hogar es móvil, además. El propietario lo podrá trasladar, de ser necesario, y casi sin dejar rastro en el entorno, ya que el vagón se instala sobre raíles y traviesas para garantizar la estabilidad necesaria.

La colocación también redunda en su eficiencia energética. La casa está «suspendida» a 1,5 m del suelo, lo que evita humedades. En la climatización desempeñan un papel crucial las corrientes que se consiguen gracias a las 8 ventanas enfrentadas entre sí, así como los sistemas de aislamiento térmico que se utilizan. En este punto también innovan en Wagonstill, y lo hacen de nuevo con miras a respetar la naturaleza y reducir la huella de carbono. «Ahora estamos utilizando un reciclado de pantalones vaqueros», cuenta Miguel, para arropar las paredes y conseguir temperaturas estables en cualquier momento. Y, en verano, el aire acondicionado es innecesario. En invierno, una estufa de pellets de 3 kW se ha demostrado más que suficiente.

Hasta el momento, la empresa ha habilitado 21 vagones con finalidades variopintas como una sala de exposiciones, un bar o un estudio de grabación, además del más habitual, que es el de vivienda. Depende del tipo elegido: «Suelo trabajar el vagón de carga por su funcionalidad y estética». Estos hogares originales y sostenibles constarán de 25 m² a 32 m² por precios que oscilan entre los 40.000 y los 50.000 €.

Mi hogar antes era un vagón de tren

El ruido del tráfico envejece a las aves

El ruido del tráfico envejece prematuramente a las aves según un estudio publicado en «Frontiers of Zoology» por científicos del Instituto Max Planck de Ornitología (Alemania) y la Universidad Estatal de Dakota del Norte (Estados Unidos). En concreto, los investigadores examinaron varios ejemplares de pinzones cebra después de que abandonasen el nido. Los animales presentaban unos telómeros, los extremos de los cromosomas, anormalmente cortos, con lo que los cromosomas se ven desprotegidos ante diversos daños. Esto los aboca a sufrir más de lo habitual por los efectos de la edad. El estudio demuestra que solo el ruido provoca estos cambios en las aves, sin que se puedan atribuir a otros factores negativos de las ciudades como la contaminación química o lumínica. Entre las conclusiones también se indica que el periodo más crítico para la especie, en cuanto a efectos negativos por el ruido, es el que va de los 18 a los 120 días tras la eclosión.

Energía de fuentes renovables para 2045
El Senado de California, en Estados Unidos, ha aprobado una ley por la que toda la energía consumida en el estado, en 2045, deberá proceder de fuentes renovables. La normativa, a falta solo de ser rubricada por el gobernador Brown, también indica objetivos a medio plazo, siempre en el ámbito de la energía limpia. Kevin de León, autor del texto y también militante del Partido Demócrata, ha apuntado en su cuenta de Twitter que «La quinta economía más grande del mundo está un paso más cerca de un futuro energético cien por cien limpio y sin emisiones de dióxido de carbono». California es el segundo Estado de EE UU en fijar esta meta para dicho año, toda vez que ya lo había hecho con anterioridad Hawái. Ambos se han enfrentado en algunas ocasiones al presidente del país, Donald Trump, por sus decididas políticas de lucha contra el cambio climático.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs