MENÚ
lunes 19 agosto 2019
03:44
Actualizado

Aznar: «Penalmente, rebelión; políticamente, golpismo»

Presenta su libro «El futuro es hoy» y vincula los avances de España a la Constitución.

  • El ex presidente Aznar alertó de que el independentismo en Catalúña «aún no está desarticulado»
    El ex presidente Aznar alertó de que el independentismo en Catalúña «aún no está desarticulado»

Tiempo de lectura 4 min.

28 de noviembre de 2018. 23:43h

Comentada
28/11/2018

El ex presidente del Gobierno y del PP José María Aznar reivindicó ayer la Constitución Española y adviritió de que las próximas elecciones generales marcarán «si el orden constitucional se mantiene o desaparece».

En la presentación de su libro «El futuro es hoy» en Barcelona, junto al ex ministro Josep Piqué, defendió que la monarquía y el centroderecha son pilares sobre los que se sienta la Carta Magna en España, pero excluyó a los socialistas del constitucionalismo «porque, si lo fueran, no podría haber un Gobierno en España apoyado por los secesionistas».

«Hubo un socialismo constitucionalista, pero no puedo decir que el actual PSOE sea constitucionalista», y reprochó al presidente del Gobierno y líder socialista, Pedro Sánchez, haber llegado a La Moncloa con el apoyo de Podemos y del independentismo.

Para el ex presidente, lo ocurrido en Cataluña en el último año y medio «penalmente se llama rebelión y políticamente se llama golpismo», por lo que llamó a priorizar un restablecimiento del orden constitucional.

Y es que, para Aznar, «la Constitución no sólo no es el problema de este país, sino que es la solución para los problemas que tiene, y afrontarlos desde la Constitución es lo mejor que se puede hacer», porque la alternativa sería el desorden, dijo.

«Es nuestra primera obligación y eso es lo que vamos a decidir esencialmente en las próximas generales», añadió ante unas 150 personas en la Casa del Llibre.

Aznar, que se definió como integralmente constitucionalista, ha sostenido que la Carta Magna ha permitido 40 años de paz y prosperidad en España en los que el país ha multiplicado su renta per cápita, y pidió centrar la actividad política en los problemas que hay, no en «volver a los problemas de los años 30 o hacer saltar las naciones que garantizan la convivencia».

Durante su diálogo con Piqué, una mujer del público interpeló a Aznar por el título de su libro («El futuro es hoy»), y le preguntó qué significado tiene, levantando alguna sonrisa en la sala, y el ex presidente ha respondido: «Es exactamente lo que estoy diciendo».

Josep Piqué negó que se limite la democracia al voto de la ciudadanía, y extendió el concepto al Estado de Derecho y a la separación de poderes, «y no es casualidad que todo tipo de populismo y determinados nacionalismos lo que hacen es cuestionar la separación de poderes», como cree que hizo el independentismo catalán con las «leyes de desconexión» que llevó al Parlament en 2017.

Y, frente a ese movimiento, subrayó que la Constitución «se puede reformar, lo que no se puede es saltársela», aunque tampoco percibe las mayorías y consensos necesarios para emprender una modificación del texto constitucional.

Arroparon a a Aznar el nuevo líder del PP catalán, Alejandro Fernández; el ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz; el ex delegado del Gobierno en Cataluña Enric Millo; la ex alcaldesa de Madrid y esposa de Aznar, Ana Botella, y el presidente del Grupo Planeta, José Creuheras –-el libro está editado por Península, de Planeta–.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs