MENÚ
miércoles 12 diciembre 2018
00:45
Actualizado

El Govern quiere frenar la problemática de los MENA con un centro de identificación

La Dgaia y la conselleria de Interior se marcan como objetivo no ver a estos menores pernoctando en comisarías

  • En los últimos meses ha aumentado de forma más que considerable la llegada a Cataluña de menores extranjeros no acompañados. Foto: Sap–FEPOL
    En los últimos meses ha aumentado de forma más que considerable la llegada a Cataluña de menores extranjeros no acompañados. Foto: Sap–FEPOL
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

08 de diciembre de 2018. 08:03h

Comentada
Joan Planes.  Barcelona. 8/12/2018

ETIQUETAS

En las últimas semanas la Generalitat admitió que existe un problema importante relacionado con los menores extranjeros no acompañados, cuya llegada a Cataluña ha crecido de forma exponencial este año, sobre todo desde el mes de octubre.

Son menores desamparados que tienen pocas salidas. Una es dormir en las comisarías, otra es vagar por las calles o, en el mejor de los casos, esperar a poder ingresar en uno de los centros de menores de la Generalitat.

La dirección general de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia), junto con la conselleria de Interior, trabajan para crear un espacio que intente acabar con esta problemática, las de los menores que duermen donde pueden, a la espera, de poder obtener una plaza en uno de los citados centros de menores de la propia Generalitat.

La secretaria de Infancia, Adolescencia y Juventud, Georgina Oliva, explicó que desde la Dgaia «siempre se ha defendido un proyecto que combine la identificación y reseña de los jóvenes, y la atención sanitaria y acompañamiento emocional y educativo hasta que se les derive al sistema de protección».

Oliva explicó que el problema no se ha podido solucionar todavía, ya que, a pesar de la bajada de llegadas a causa del frío, todavía llegan entre quince y 20 menores cada día, a cualquier hora. hace pocas semanas la Generalitat anunció la creación de centros temporales de urgencias para estos jóvenes.

Es por este conjunto de motivos que desde la Dgaia se plantea un espacio donde los cuerpos policiales puedan hacer la identificación de los menores y su reseña, y al mismo tiempo, darles una buena atención médica, y acompañamiento hasta el momento de disponer de una plaza de emergencia.

El objetivo final del proyecto es evitar que en el posible repunte de llegadas el próximo verano, no se tengan que repetir las escenas de niños pasando la noche en la comisaría, un episodio demasiado visto durante estos últimos meses.

Esta propuesta forma parte de la Estrategia Catalana de Acogida e Inclusión Social que está preparando el Govern, con el fin de mejorar la atención a los menores migrantes que llegan al país. Tiene que permitir revisar el procedimiento actual, ver qué no funciona y planificar nuevas acciones en base a las previsiones de emergencia social. Para Oliva, aparte de garantizar una buena primera acogida, el sistema hace falta repensarlo para dotarlo de más recursos para más emancipación y autonomía.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs