MENÚ
sábado 17 agosto 2019
23:52
Actualizado

Los niños tienen cinco ritmos de crecimiento y no sólo uno como se creía

Vall d'Hebron crea una nueva clasificación tras descubrir que hay cinco velocidades de crecimiento en adolescentes que evitará errores de diagnóstico

  • Los chicos miden una media de 1,78 cm y las chicas de 1,67 cm
    Los chicos miden una media de 1,78 cm y las chicas de 1,67 cm
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

14 de junio de 2019. 13:34h

Comentada
Montse Espanyol Barcelona. 14/6/2019

«Mi niño no crece». «Es el más bajito de la clase». «¿Crecerá?». Tras años de escuchar la misma pregunta en su consulta pediátrica, el doctor Antonio Carrascosa, consultor docente sénior de Vall d'Hebron y ex jefe de Pediatría del Hospital entre 1988 y 2015 puso e marcha un estudio para evaluar el crecimiento de 1.453 personas, 743 niñas y 710 niños. El estudio ha durado 22 años, arrancó en 1995 y finalizó en 2017. En este tiempo, su equipo de investigadores recopiló datos de la talla, la velocidad de crecimiento, el peso y el índice de masa corporal de 1.453 niños sin obesidad ni desnutrición, desde los cuatro años hasta la edad adulta. Una vez obtenidos los datos, los han analizado junto el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (CIBERER). Y la principal conclusión es que existen cinco patrones de crecimiento adolescente y no solo uno como se creía hasta ahora.

La investigación rebate muchos mitos, como que los niños y niñas que empiezan a crecer antes serán los más bajitos o que los que dan el estirón más tarde serán más altos que el resto. La única certeza es que el crecimiento está relacionado con la pubertad, es decir, se acelera con la aparición de los caracteres sexuales (el crecimiento de los pechos en las chicas y el incremento de la medida testicular en los chicos).

La nueva clasificación divide el crecimiento en maduradores muy tempranos, tempranos, tardíos y muy tardíos. Las niñas que debutan en la pubertad con 8 años son maduradoras muy tempranas; con 9, tempranas; con 10, intermedia; si debutan a los 11 son tardías y a los 12, muy tardía. Los niños van más tarde –no es un mito–. Así, los chicos que debutan en la pubertad a los 10 años son maduradores muy tempranos; a los 11, tempranos, a los 12, intermedios; a los 13, tardíos, y a los 14, muy tardíos.

«Esta nueva clasificación servirá a los pediatras para valorar el crecimiento de un niño de forma más cuidadosa», explica Carrascosa. «Cada niño crece a su ritmo», añade. De media, las niñas que maduran muy tempranamente, a los 8 años miden 1,29 cm. y las que lo hacen muy tarde miden 1,26 cm. Y a los 14 años, las primeras miden 1,57 y las segunda 1,45. Por lo tanto, un niño de 14 años puede ser el más bajo de la clase, pero no tiene que preocupar si con esa edad acaba de debutar en la pubertad.

Los chicos de los cinco grupos llegan a los 18 años con la misma estatura. Las chicas miden 1,67 cm de media y los chicos 1,78 cm. Con este patrón de crecimiento se quiere evitar tratamientos farmacológicos para frenar la progresión de la pubertad en niños y niñas muy maduradoras y errores diagnósticos, sufrimiento y tratamientos innecesarios.

LAS CIFRAS

1,67 Centímetros

Es la altura media de las chicas a los 18 años de este estudio realizado en 743 niñas entre 1995 y 2017 desde los 4 años a la mayoría de edad

1,78 Centímetros

Es la altura media de los chicos a los 18 años. En el estudio, han participado 710 niños

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs