MENÚ
miércoles 12 diciembre 2018
00:45
Actualizado

Torra busca ser el «altavoz» de los presos en el Govern con un ayuno de 48 horas

Secunda públicamente la huelga de hambre iniciada por los líderes de JxCat encarcelados y presiona a ERC

  • Algunos de los diputados que participaron en el ayuno de Sarrià con Puigdemont interviniendo en pantalla / Efe: Toni Albir
    Algunos de los diputados que participaron en el ayuno de Sarrià con Puigdemont interviniendo en pantalla / Efe: Toni Albir
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

08 de diciembre de 2018. 08:05h

Comentada
C. Rubio.  Barcelona. 8/12/2018

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, busca convertirse en el «altavoz» de los presos independentistas en el Govern con un ayuno de 48 horas. Un acto de protesta en la línea con la huelga de hambre iniciada por los dirigentes de Junts per Catalunya que permanecen en situación de cárcel preventiva.

Pese a no haber hablado de fechas posibles para llevar a cabo esta acción, parece probable que el líder del Ejecutivo catalán pase dos días sin injerir alimentos antes de la posible reunión que puede llegar a mantener con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el 21 de diciembre en Barcelona, fecha en la que debe celebrarse el Consejo de Ministros en la capital catalana.

El entorno del presidente catalán hizo este anuncio coincidiendo con su viaje a Eslovenia y con el fin del encierro de varios diputados de Junts per Catalunya y de Esquerra, además de algunos miembros del Govern, para protagonizar un ayuno de 24 horas en Els Caputxins de Sarrià. A la cita participaron la portavoz del Ejecutivo catalán, Elsa Artadi, y los consejeros Damià Calvet (Territorio) y Laura Borràs (Cultura), tres nombres muy vinculados al entorno de Carles Puigdemont y Quim Torra. Los consejeros de Esquerra no acudieron a este encierro, aunque sí lo hicieron varios de sus diputados más destacados empezando por el portavoz parlamentario, Sergi Sabrià. La CUP también participó a través de su líder en el hemiciclo, Carles Riera.

Con el anuncio del ayuno de 48 horas, Torra busca acaparar foco y secundar públicamente la huelga de hambre iniciada hace pocos días por Joaquim Forn, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez en la cárcel de Lledoners, todos ellos pertenecientes a su grupo parlamentario, Junts per Catalunya. Los líderes encarcelados de Esquerra (Oriol Junqueras, Raül Romeva, Dolors Bassa y Carme Forcadell), por contra, no se ha sumado a esta acción, un hecho que varios sectores de los «neoconvergentes» han aprovechado para presionar a los republicanos y pedir una lista unitaria con sus líderes de cara a los comicios europeos de la primavera.

En declaraciones a los periodistas durante su visita a Ljubljana (Eslovenia), Torra aseguró que su gesto quiere ser una prueba de «admiración y respeto al coraje» de los que han iniciado la acción de protesta. El president también anunció que tiene previsto enviar una declaración del Govern con su posicionamiento sobre la huelga de hambre a todos los «primeros ministros de los estados europeos y a las asociaciones de Derechos Humanos de Europa y EUUU». «Hay que hacer llegar a todo el mundo este clamor», aseguró Torra, quien se sumará a las acciones de ayuno impulsadas por la plataforma StopHostatges que pide a la población encadenar a ayunos en tres puntos de la provincia de Barcelona: la capital catalana, la localidad de Montserrat y Cornellà de Llobregat.

«Nos toca hacer de altavoz de nuestros compañeros y ser solidarios; y yo como presidente de la Generalitat también lo tengo que hacer», reiteró.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs