MENÚ
martes 22 octubre 2019
06:11
Actualizado

Comienza la demolición del Vicente Calderón

El grueso del derribo del estadio será en los meses de verano por la cercanía a dos centros escolares

  • Estadio Vicente Calderón
    Estadio Vicente Calderón /

    AP

Tiempo de lectura 2 min.

15 de febrero de 2019. 12:39h

Comentada
larazon.es.  13/2/2019

Las obras para demoler el estadio Vicente Calderón han empezado este miércoles con actuaciones en su interior, aunque el grueso del derribo se efectuará en los meses del verano, dado que el desescombro y el ruido afecta más al entorno, con dos centros escolares.

Fuentes del Ayuntamiento de Madrid señalan a Efe que la demolición del antiguo estadio del Atlético de Madrid será "larga y compleja", dado que está edificado junto a la M-30.

El derribo del estadio corre a cargo de Mahou San Miguel y del club Atlético de Madrid, promotores del proyecto urbanístico que convertirá el estadio y los terrenos de la antigua fábrica cervecera, 193.804 metros cuadrados, en una zona de nuevas viviendas, espacios verdes y usos terciarios a orillas del Manzanares.

Por el momento, se empieza a desmontar el interior del estadio, donde también se apuntalarán algunos elementos para ir derribando de forma controlada la estructura, según señalan fuentes municipales.

En virtud del convenio firmado el pasado 4 de diciembre por el Ayuntamiento de Madrid, el Atlético de Madrid y Mahou San Miguel, los promotores demolerán primero la grada que no se apoya sobre la M-30 y a partir de mayo construirán un desvío provisional de la M-30, para derribar después la tribuna que reposa sobre esta vía de circunvalación.

Si se cumplen los plazos fijados en el convenio, el estadio quedará demolido en septiembre, cuando empezarán los trabajos de urbanización, también a cargo de los promotores, que se responsabilizan de cubrir la M-30 con una losa que albergará una zona verde, aunque será el Ayuntamiento el que ejecute las obras.

Hasta agosto de 2021 no está previsto que arranquen las obras para crear el trazado definitivo de la M-30, que con el proyecto actual no se soterra, como proponía el anterior Gobierno municipal del PP, y solo se cubre, aunque también dará continuidad al Madrid Río.

El proyecto urbanístico del Mahou Calderón contempla suelos de uso residencial de 33.339 metros cuadrados, donde se construirán edificios con 8 alturas de media, en lugar de las 20 alturas ideadas por el PP, además habrá 14.705 metros cuadrados de usos terciarios, 13.893 destinados a equipamiento público y 73.099 a zonas verdes.

Las nuevas viviendas, parques o locales comerciales podrían comenzar a construirse una vez que finalicen los trabajos de urbanización del ámbito, a finales de 2021.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs